Con la intención de responder a las críticas socialistas, el presidente de la Diputación provincial de Valencia, Alfonso Rus, del PP, reinterpretó ayer la manera en que su equipo maneja el presupuesto de la Corporación.
El portavoz del PSPV, Rafael Rubio, acusó el lunes al equipo de Rus de gestionar mal el dinero provincial pues, a estas alturas, explicó, el porcentaje de inversiones realizadas es “ínfimo”; es decir, que la Diputación tiene el dinero pero no se lo gasta. “En la vida se puede hacer un presupuesto serio si al final del año te quitan el 30%”, justificó ayer el dirigente popular. Rus se refería a que el Gobierno, que financia la mayor parte del presupuesto de la Corporación, le transfiere a principios de año una cantidad según los ingresos que prevé tener. Más adelante, una vez el Ejecutivo cuenta lo recaudado, añade o quita dinero a esa cantidad. Rus se quejaba ayer de que últimamente siempre tienen que devolver y que así, “el Ayuntamiento que esté endeudado al 80 o 90 por ciento [de su presupuesto] está muerto por falta de liquidez”. Da la casualidad de que el Ayuntamiento de Valencia lo está al 109%, EMT aparte.
Rus advirtió, además, de que “se va a hacer un estudio concienzudo de lo que sobra”, en alusión a los gastos que no corresponden a la Diputación, como “el psiquiátrico de Bétera”. Lo que no nos toque, fuera: “Que cada palo aguante su vela”, concluyó.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

0 Comments

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment