NotíciesUrbanitzacionsBétera / Lloma del Mas

Los vecinos de la urbanización Lloma del Mas, que circulan por la carretera  del Camí Vell de la Pobla con la confluencia de  la Avd. de la Mediterránia, siguen padeciendo los efectos  de las últimas tormentas ocurridas en Bétera hace más de tres semanas.
Sobre la calzada de calles existe una capa de gravilla que fue arrastrada por las ultimas lluvias, sin que a fecha de hoy haya sido retirada del lugar indicado. La existencia de gravilla sobre la calzada  conlleva un peligro para la circulación, ya que existen graves riesgos de derrapar en caso de que algún automovilista se viera obligado a frenar.
Bétera / Lloma del Mas
La agrupación política Esquerra Unida se ha hecho eco de las quejas de los vecinos y solicitan al Ayuntamiento de Bétera que se solucione de manera urgente esta situación antes de que algún vecino sufra un accidente de tráfico que pueda ocasionar de graves consecuencias.
 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia

0 Comments

  1. Lo cierto es que el estado de toda la Lloma del Mas es PENOSO. Las calles son intransitables de cantidad de baches que hay. Cuando llueve se forman charcos inmensos sobre los que no se puede pasar porque llega el agua a la altura de las puertas de los coches, véase como ejemplo la av. Mediterránea. Si eso no es suficiente, carece de alumbrado público, contenedores de reciclaje (sólamente en la puerta del colegio y en la citada avenida), no hay alcantarillado, ni aceras, ni nadie se hace cargo de mantener limpias las calles… un sinfín de acontecimiento que hace que los vecinos de la urbanización vivamos algo así como en la miseria. Sinembargo, los impuestos de IBI, residuos urbanos, etc. si que se cobran religiosamente con importes astronómicos y en los plazos oportunos.
    El conflicto entre quienes quieren y quienes no quieren pagar para urbanizar debería ser un problema propio del Ayuntamiento y no verlo como simples espectadores y no intervienen para solucionarlo en absoluto, pues si los vecinos no disponen de liquidez para hacer frente a semejante gasto debido a la situación económica que atravesamos, debería disponerse dinero de los presupuestos del pueblo para afrontar estas obras y acondicionar la urbanización, para que se pueda vivir en las condiciones de salud, seguridad y medio ambiente justas y necesarias ya que, irónicamente, esas viviendas disponen de cédulas de habitabilidad.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment