Notícies

“Si la vida no ha sido justa con mi hija, al menos que lo sean los tribunales”, afirma Carmina, la madre de Sonia. 

Siempre que se les pide ayuda ahí están los ciudadanos de Bétera para prestarla, es una sociedad solidaria y ahora lo están volviendo a ser con Sonia, una niña de 7 años que nació con numerosas malformaciones que los médicos no fueron capaces de detectar durante la gestación y que como consecuencia le han provocado una minusvalía del 85%.

Sus padres, convencidos de que los médicos realizaron una negligencia médica, al no detectar todos los problemas durante la gestación, emprendieron hace unos años una batalla en los tribunales, que hasta ahora les ha causado más decepciones que alegrías. Tras dos sentencias en contra, el Tribunal Provincial les ha condenado a pagar las costas, que son nada más y nada menos que 65.000 euros, imposibles de asumir para esta familia.

La única solución es seguir recurriendo, esta vez al Tribunal Supremo, pero para ello la nueva ley de tasas judiciales puesta en marcha por el Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, les exige 7.000 euros sólo en tasas.

Ante esta situación desesperada la familia de Sonia ha optado por hacer ruido, mucho ruido, y denunciar la injusticia que se está cometiendo con Sonia, “nuestra situación es desesperada, llevamos un año sin poder pagar la hipoteca y nos hemos tenido que ir a vivir a casa de mis padres, vivimos al día”, comenta Carmina, la madre de niña, “el objetivo es conseguir justicia para mi hija y para ello necesitamos 7.000 euros que estamos intentando reunir y que conseguiremos gracias a la solidaridad de la gente”.

Carmina lamenta tener que recoger dinero para pagar al gobierno en vez de dedicarlo al cuidado de su hija que necesita material ortopédico, un coche adaptado y numerosos cuidados que no pueden ofrecerle, “el gobierno nos ha recortado la Ley de Dependencia, nos hace pagar parte de los medicamentos y ahora condena a una niña con un 85% de discapacidad a pagar 65.000 euros”.

“Afortunadamente la gente se ha volcado con nosotros, no sabemos como darles las gracias, estamos abrumados. También los comerciantes de la localidad que han hecho que este fin de semana podamos estar en la Feria del Stock de Bétera celebrando un rastrillo benéfico”, afirma Carmina.

Esta madre coraje, como la han calificado en algunas televisiones nacionales, sigue confiando en la justicia a pesar de todo “si la vida no ha sido justa con mi hija, al menos que lo sea los tribunales”.

Además de esta presentes en la feria del Stock de Bétera esta tarde, viernes 22 de febrero,  l’Ateneu Cultura de Bétera proyectará tres cortometrajes de realizadores valencianos cuyos donativos irán destinados a favor de Sonia. Los pases serán a las 19.30, 20.30 y 21.30 horas.

Además las personas que lo deseen pueden realizar su donativo en:
Nº Cuenta La Caixa 2100-2713-63-0100341058
Para extranjeros IBAN ES-85 2100-2713-63-0100341058

Imprimir article
Comenta aquesta notícia

0 Comments

  1. El Tribunal Provincial se llama propiamente Audiencia Provincial. Por otra parte el gobierno no ha obligado, directamente, a pagar a esa niña 65.000 euros, sino el poder judicial. Y además no a la niña directamente, pues esta no tiene capacidad de obrar ante los tribunales, sino a sus padres. Y si los padres no tienen trabajo y les han embargado no tendrán derecho a obtener la justicia gratuitá Y en ese caso no estarán exentos de las costas? Seguro que parezco muy malo pero no lo veo muy claro… No sería mejor intentar que no pagaran las costas y dejar de recurrir? Quién dice que su única alternativa es recurrir? Siempre hay más alternativas… Y todos somos objeto de múltiples injusticias todos los días pero muchas veces no podemos ir a los tribunales porque no podemos probar nada…

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment