NotíciesUrbanitzacions

Las barreras arquitectónicas suponen un gran problema urbanístico en la localidad de Bétera. En los últimos meses han aumentado considerablemente las quejas de los vecinos lamentando que en algunas zonas las farolas han sido colocadas en medio de las aceras, lo que provoca que carros de bebés, carros de la compra o personas en silla de ruedas tengan que bajar a la calzada para poder circular.

Este problema podemos verlo claramente en zonas nuevas como El Terrer, donde se puede ver perfectamente que las estrechas aceras están invadidas por las farolas. Pero no sólo aquí, los vecinos de la Urbanización Montesano tienen que sortear cada día toda clase de obstáculos, entre ellos, los mástiles de las farolas.

Hace unas semanas publicábamos una noticia en la que contábamos que el Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana intervenía ante el Ayuntamiento de Bétera para solicitar que se eliminasen las múltiples barreras arquitectónicas atendiendo a la queja de un vecino de la localidad al que el área de urbanismo no había respondido a ninguna de las peticiones y quejas realizadas formalmente.

Aunque el gobierno local asegura que durante este ejercicio se eliminarán dichos obstáculos, sabemos por boca del propio Concejal de Urbanismo, Francisco Javier Alapont, que las foralas situadas en medio de las aceras de El Terrer “cumplen con la normativa ya que de no ser así no se hubieran aprobado”, así lo aseguró durante el pasado pleno municipal como respuesta a las preguntas de la oposición.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

0 Comments

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment