Camp de TúriaNotícies

Banco de Alimentos de la Pobla de Vallbona. Foto: www.bancodealimentos.org

EP/ El presidente del Banco de Alimentos de Valencia, Jaime Serra, ha hecho este miércoles un llamamiento “al pueblo valenciano y a las empresas” para que les ayuden a salir de la situación de “emergencia alimentaria” por la que atraviesan al no haberles llegado los alimentos que cada año envía la Unión Europea y que suponen alrededor del 37 por ciento de las donaciones que recibe y porque los almacenes de Valencia y la Pobla de Vallbona “se están quedando vacíos”.

Según ha informado la entidad en un comunicado, esta situación que coincide con el incremento de las necesidades de las familias por el cierre de los comedores escolares por lo que “hasta 9.000 familias valencianas pueden verse afectadas por esta situación si no hay una respuesta solidaria inmediata”, ha advertido.

“Estas seis semanas van a ser dramáticas para todas las ONG de Valencia”, ha recalcado Serra, que ha añadido que junio “suele ser un mes bueno porque suben las contrataciones, pero este año se está notando más el efecto de que los niños no comen en el colegio y aumentan las necesidades de las familias”. De hecho, han tenido que reducir “hasta un 40 por ciento” lo que se da “en cada carro porque nos estamos quedando sin existencias y tenemos que atender a todos”.

Por ello, Serra advierte de que están ante una situación “de emergencia alimentaria” y hace un “llamamiento a la solidaridad”. Este sábado hay una recogida de alimentos en el centro Alcampo de Bonaire. Asimismo, el domingo en la carrera del Circuito Divina Pastora Seguros que se celebra en Hermanos Maristas también recogerán alimentos a primera hora entre los corredores y vecinos. La entidad ha organizado un maratón de pesca en la que repartirán pescado en el puerto náutico de Valencia el mismo domingo a partir de las 10.00.

Serra ha indicado que el pescado no puede esperar y no logran reunir el dinero suficiente para comprar una cámara que nos permitiría poder conservar y repartir el producto congelado. Otra de las mujeres que acude desde hace meses al Banco Solidario afirma no recordar “cómo sabe el pescado ni la carne. Mi hija y yo comemos de lo que nos dan aquí cada mes y ahora mismo no tenemos trabajo ni otra ayuda de ningún tipo”.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment