EP/ El cadáver de la joven de la localidad valenciana de Picassent desaparecida este domingo presentaba evidentes signos de violencia, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

La mujer, de 32 años, ha sido descuartizada y quemada, tal y como han apuntado las mismas fuentes, quienes han concretado que el cadáver se ha encontrado junto a una antigua carbonera abonada, en la carretera que une Llíria con Pedralba.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación y ha detenido a dos personas, dos jóvenes –un hombre y una mujer– de unos 19 ó 20 años, de los que no se han concretado más datos.

El hallazgo del cadáver ha tenido lugar en la madrugada de este miércoles. Según informaciones publicadas por distintos medios que citan fuentes familiares, la joven se marchó el domingo a cenar con un “amigo” y más tarde su padre recibió una llamada desde el móvil de su hija en la que únicamente oyó cómo ella le preguntaba a alguien que qué hacía con su bolso.

La comunicación se cortó y poco después, de acuerdo con estas informaciones, se recibió un mensaje de texto donde supuestamente la chica les decía que no le esperaran a dormir porque se iba al cine con una amiga. El mensaje inquietó a la familia porque la chica nunca escribía en castellano.

La familia denunció la desaparición el lunes y este miércoles se ha informado del hallazgo del cuerpo y de la detención de dos personas por su supuesta implicación en este hecho.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment