Notícies

EP./ Redacción. El Síndic de Comptes, Rafael Vicente Queralt, ha mostrado su preocupación por el hecho de que los reconocimientos extrajudiciales u obligaciones no reconocidas –‘facturas en los cajones’– de “muchas administraciones públicas” se hayan convertido en “una forma habitual de pago”.

Queralt ha explicado que es una situación “preocupante” porque hay “muchas facturas en muchos sitios”, aunque también ha reconocido que hay consistorios que no tienen y que están perfectamente saneados “como por ejemplo el de Oropesa”, que no tiene facturas en el cajón ni tienen deuda ni remanente negativo.

El síndic ha explicado, en declaraciones a los medios de comunicación, que como consecuencia de las limitaciones en ingresos, “ha habido gastos que no han tenido la consignación presupuestaria necesaria y luego ha habido que pagarlos”. “Eso son los reconocimientos extrajudiciales o las obligaciones no reconocidas que están en muchos ayuntamientos”, ha aclarado.

En esta línea, ha insistido en su preocupación en esta cuestión porque, al no contar con asignación presupuestaria, “se desvirtúa el presupuesto” de la administración pública, lo que ha calificado como “desvarío democrático”.

El caso de Bétera 

En el caso de Bétera suele haber un Reconocimiento Extrajudicial de Crédito por pleno. Por ejemplo, en el mes de julio se aprobaba el octavo en lo que llevamos de año para pagar cuatro facturas de unos 400 euros y en el mes de julio la cantidad para pagar facturas atrasadas y sin consignación era de 750 euros, y así cada mes desde que comenzó 2013.

Pilar Ros, Portavoz PSPV-PSOE Bétera

La oposición siempre ha votado en contra de cada Reconocimiento Extrajudicial de Crédito que el equipo de gobierno local de Bétera (PP, UPIB y Mas Camarena) ha llevado al pleno. Pese a reconocer que es un argumento repetitivo, el PSOE no se ha bajado del burro. La Portavoz del Grupo Socialista, Pilar Ros, ha repetido una y otra vez que “su partido siempre dice no a esta figura que debería de ser puntual y que en Bétera se utiliza de manera sistemática. Vamos sumando gota a gota nuevas facturas y llevamos poco más de medio año del presupuesto”.

El problema según la socialista es que “esta figura que se utiliza sistemáticamente por parte de la Concejalía de Hacienda provoca un descontrol y descuadre en las cuentas del ejercicio. Lo venimos advirtiendo pleno tras pleno. No nos gusta este sistema. Ahora el Síndic de Comptes lo ratifica y nos da la razón”.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

0 Comments

  1. En un gobierno autonómico en el que los imputados del PP serían la tercera fuerza política en las cortes ( http://www.hoy.es/v/20130609/nacional/imputados-valenciano-serian-tercera-20130609.html ) se crea mucha incertidumbre. El último caso sonado de posible corrupción es el del presidente de las cortes valencianas, Juan Cotino, por creditos irregulares concedidos por Bancaja (actual Bankia) a favor sus empresas familiares con la intención de invertir en activos inmobiliarios de europa del este ( http://www.elmundo.es/elmundo/2013/09/16/valencia/1379344252.html ).
    Hay quien dice que la concesión de créditos extrajudiciales “es un abuso de poder que raya la prevaricación y que lo demás son zarandajas doctrinales”. De hecho se suele dar esta fórmula en todas las administraciones, en concreto en el “Palau de la música” hace poco se solicitó un reconocimiento extrajudicial de crédito de 143.000 euros, para pagar servicios de limpieza entre otros (lo que no encaja en la figura del reconocimiento extrajudicial de crédito, pues este se da en situaciones puntuales para gastos imprevistos) El Palau es un organismo autónomo municipal. Con esto nos vemos abocados a ahogarnos en el argumento de “y tu más”, que se esgrime incluso por diferentes miembros de la misma formación política.
    Con esta práctica habitual es previsible que no se puedan cumplir los objetivos de deficit ni reducir la deuda ni tampoco crear empleo. Lo peor es que luego vienen las sorpresas y los cambios de gobierno, en los que los nuevos que entrarían harían peores a los anteriores y así sucesivamente. Todo ello hasta que salga a la luz pública el desfalco y se tengan que hacer nuevos recortes, quien sabe si en servicios básicos. Los entes públicos parece que se hayan convertido en una fuente de ingresos, los cuales sólo están respaldados por más deuda pública, que tiene un sobrecoste, los intereses.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment