UD Bétera

Tenso derbi te el que vivimos este fin de semana entre el UD Bétera y el UD Náquera en el campo de la localidad vecina al que una jornada más acudieron numerosos aficionados del Frente Verde dispuestos a animar a su equipo aunque lo que se encontraron fue una bochornosa actuación arbitral.

A pesar de la actitud ejemplar de los dos equipos que jugaron limpio y con la máxima deportividad y profesionalidad, en el encuentro lo que dejó mucho que desear fue la actuación arbitral que, claramente, se decantó a favor del equipo local pues el Bétera cosechó 12 tarjetas amarillas (por dos del Náquera), dos expulsiones (ninguna para el Náquera) y tres penaltis claros que no se pitaron.

Ismael, Aitor, Jaime, Luis, Lirola, Emilio, Jesús Figal, Salva, Jorge Figal, Rubén y Aarón formaron el once inicial del UD Bétera. El encuentro empezó con un lanzamiento magistral de UD Náquera, que Ismael sacó de forma no menos magistral.  Era el primer segundo y el Náquera ya ponía las cosas difíciles al Bétera y le daba la bienvenida a su campo. Pero el Bétera no se arrugó y en la siguiente jugada de peligro Lirola bota un córner que Rubén finaliza de forma magistral (0-1).

A partir de ahí el partido se volvió un partido tenso, duro y exigente donde los dos equipos demostraron ser dos muy buenos equipos, el Náquera iba a por el empate y el Bétera apenas podía quitarse la presión del conjunto rival.

La primera parte terminaba con cuatro jugadores del Bétera amonestados y ninguno del Náquera, a pesar de que existir motivos para ello. Lamentablemente la actuación arbitral fue la protagonista en la segunda parte, pues a los pocos minutos el equipo visitante se quedaba con 10 al protestar por una posible mano de uno de los defensas del Náquera.

Minutos más tarde el árbitro no pitaba un agarrón a Rubén  que los jugadores del Bétera consideraron un claro penalti. Tras las protestas, el árbitro se defendía de las críticas con nuevas tarjetas para los jugadores visitantes.

A partir de este momento el arbitro cobró un claro protagonismo en el partido y el juego prácticamente desapareció del campo. A pesar de ello los jugadores de ambos equipos seguían intentándolo con toda profesionalidad ya que entre ambos equipos el juego fue limpio y exento de conflicto. En este escenario llegó el el gol del Náquera, en una falta lateral que cabecean al fondo de la red (1-1).

La jugada más conflictiva, llega en una falta lateral lanzada por Rubén, que se introduce en la portería y el colegiado señala fuera de juego posicional de Cristian, jugador que no intervenía en la jugada. Mientras los jugadores del UD Bétera celebran el gol, dado que el colegiado no había señalado otra cosa, el Náquera sacaba rápido y a punto estuvo de marcar en una contra de 9 jugadores del Náquera contra un sólo del Bétera que había ido a celebrar el gol con el portero. Visto en retrospectiva fue algo cómico pero lamentable, ya que el colegiado debería de haber anulado con el silbato el gol para reanudar el juego. Y para redondear la brillante actuación arbitral en la última jugada del partido le hacen un penalti clarísimo a Rubén que el arbitro no pita para desesperación de los presentes.

El entrenador del Bétera, Lisardo Canga, se mostraba triste  “ya no por el resultado, que en un campo tan difícil era algo posible, si no por lo acontecido que en momentos ha rozado lo esperpéntico. Los jugadores han trabajado de forma adecuada ante  un muy buen rival, con gente de mucha calidad, han luchado cada balón y han conseguido un punto para afrontar los últimos partidos de la primera vuelta”.

“Es una verdadera lástima que los jugadores del Betera y el Naquera entrenen casi a diario, intenten jugar a su fútbol y encontrarnos que quien debe mediar en el partido no lo haga de la mejor forma posible”, añadía Lisardo.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment