Camp de TúriaNotícies

La bajada de precios en el sector citrícola y la situación económica general han abocado a una situación de emergencia a la Cooperativa Agrícola San Antonio de Riba-roja cuya junta rectora ha decidido, finalmente, cerrar sus puertas a través de un ERE de extinción que afectará a la totalidad de su actual plantilla y dejará sin funcionamiento sus instalaciones con más de 60 años de historia.

El PSPV de Riba-roja ha presentado una propuesta al equipo de gobierno para la compra por parte del ayuntamiento del almacén de cítricos de 5.000 metros cuadrados de extensión y un inmueble en la calle que dispone de un bar en su planta baja. Además, la cooperativa es propietaria de una gasolinera que da servicio a los conductores de la localidad y a los agricultores. (Para seguir leyendo el artículo pulsar aquí) 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment