Successos

El número de desempleados registrados en las oficinas del Instituto Nacional de Empleo (Inem) en la Comunitat Valenciana bajó en 14.258 personas durante el mes de diciembre, un 2,54% menos, lo que supone el tercer mayor descenso de España, según datos difundidos este viernes por el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

De este modo, la Comunitat Valenciana cerró el año con 22.375 parados menos, lo que supone un 3,93% menos respecto a 2012 y situó la la cifra total de parados al finalizar el ejercicio en 547.360.

Un año negro para Bétera

Pero el año no termina con cifras positivas en la localidad de Bétera. Aunque todavía falta por conocer el número de desempleados del mes de diciembre, si podemos ofrecerles las cifras publicadas por el Servicio Público Estatal de Empleo durante los últimos meses. Según el Ministerio de Trabajo en septiembre Bétera tenía 2.065 personas en situación de desempleo, en octubre aumentaba hasta los 2.081 y en noviembre bajaba tímidamente hasta los 2.016.

Si hacemos balance del paro registrado en la localidad de Bétera durante el año 2013 podemos decir que el desempleo, según las cifras del SEPE, siempre ha rondado los 2.000 parados. Los mejores meses se registraron en mayo y junio cuando la cifra bajó a los 1.964 parados y la peor se registró en octubre cuando aumentó a 2.081.

Pero los parados no son sólo números, son personas y hasta este periódico han llegado multitud de historias y testimonios de muchas familias de Bétera que están pasando por verdaderas dificultades. El Ayuntamiento de Bétera no ha creado un plan de empleo propio, como le ha pedido la oposición en multitud de ocasiones, su única iniciativa ha sido apuntarse a las iniciativas puestas en marcha por la Diputación y la Generalitat que en ningún caso ha supuesto un descenso significativo de los desempleados en la localidad.

Para la Portavoz del Grupo Municipal Socialista, Pilar Ros, los planes que llegan desde la Diputación de Valencia o desde la Generalitat valenciana son bienvenidos pero  “no dejan de ser pequeños parches temporales que en pocos meses devuelven al empleado a la cola del paro”. Ros reconoce que “el Ayuntamiento de Bétera no es un ente creador de empleo pero si puede favorecer que las empresas privadas se instalen en nuestro polígono y los comercios en nuestras calles, ¿cómó convirtiéndose en intermediario y realizando un plan fiscal más flexible que atraiga a les anime a instalarse y a contratar a empleados de nuestra localidad”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment