Opinió

OPINIÓN

“Queridos Reyes Magos: no me dejéis nada” por Alejandro Campillo, escritor y ciudadano de Bétera

Desde que llegaron noticias  recientes de que en Holanda al ser el 40 por cien de la población atea han convertido las iglesias en bibliotecas y pubs, y que al descender la violencia han tenido que cerrar multitud de centros penitenciarios, creando más bibliotecas y salas polivalentes para la cultura, uno concluye que en  otros países europeos les dan más valor al pensamiento y la sabiduría, y no les va tan mal la cosa.

En España hemos celebrado que el Ibex ha subido al cierre de año. A la entrada de este nos sube la luz, un pelín las pensiones, un mucho la cesta de la compra y los que se han ido para Alemania ya han vuelto en Navidades porque dicen que no es oro todo lo que reluce y andan un poco sueltos de vientre con tanto frankfurt . Basándolo todo en el dinero,-si salen a la calle y se fijan  cualquier conversación desemboca siempre en el dinero que  cuesta se debe o se tiene-, tendremos algunos puestos de trabajo más y volverá la tranquilidad y el sosiego, la confianza, la buena administración y mejor calidad de vida, aunque seamos cada vez más burros.

Desde siglos a, se ha demostrado que el soporte de la política es la cultura y los intelectuales. ¿Qué habrán aprendido nuestros políticos en este país en las últimas décadas que vamos a la cola en Educación y Culturá Y lo que es peor: ¿qué nos han enseñadó

Queridos Reyes Magos: no me dejéis  nada. Llevaros a Wert.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia

0 Comments

  1. Es tan solo cuestion de valores. Nuestra sociedad y nosotros como ciudadanos libres y de cabezas pensantes debemos cambiar nuestra conducta y entre todos cambiaremos el modelo o patronn de sociedad en el que vivimos anclados. Anteponngamos los valores a los intereses y el egoismo que nos caracteriza.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment