Notícies

El Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana ha instado a la Conselleria de Educación a realizar “un estudio en profundidad, con datos estadísticos en los institutos, a fin de conocer la realidad en la que se encuentran los y las adolescentes lesbianas, gais, transexuales y bisexuales” y que incluya en el currículo formativo materiales pedagógicos que trabajen la igualdad y la no discriminación por motivos de orientación sexual.

Así figura en una resolución del defensor del pueblo valenciano hecha pública por el colectivo Lambda, una de las asociaciones que el pasado 17 de mayo de 2013, coincidiendo con la celebración del Día contra la homofobia remitió un escrito a la institución aportando diferentes estudios sobre el acoso escolar a jóvenes por su orientación sexual.

En su recomendación, el Síndic manifiesta que “si hay un lugar donde niños, niñas y adolescentes deben estar a salvo de comportamientos y actitudes violentas, además de en su entorno familiar, éste es sin duda alguna la escuela, a la que se acude no solo para adquirir conocimientos, sino también para aprender a convivir sin violencia, sin prejuicios y con respeto a todas las personas, con independencia de cómo se manifieste su identidad de género y se ajusten o no a las expectativas estandarizadas para el comportamiento masculino o femenino”.

 “La escuela –prosigue– debe ser un lugar donde se pueda practicar y aprender la convivencia entre diferentes, un lugar de relación del que debe quedar excluido cualquier tipo de violencia, discriminación o humillación”.

En este punto, cita el último informe realizado por la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) para el Defensor del Pueblo, que ha encuestado a 653 menores de 25 años que reconocen haber sufrido acoso escolar a causa de su orientación sexual, revelando que el sistema educativo en España “no es un espacio acogedor para la población escolarizada que no responde a las expectativas de género”.

Por su parte, la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte expuso en sus alegaciones que en el año 2005 se puso en marcha el Plan de prevención y Promoción de la Convivencia en los centros escolares de la Comunidad Valenciana (Previ), con el fin de “dar respuesta a las necesidades referentes a problemas de convivencia, detectadas por la propia comunidad educativa”.

Una vez estudiados los argumentos de todas las partes, el Síndic de Greuges constata que la Conselleria “carece de datos cuantitativos y cualitativos sobre los caso de discriminación entre los y las adolescentes LGTB en los centro escolares de la Comunitat, sin los cuales las medidas existentes son insuficientes”, así como que el  Plan Previ actúa ante cualquier tipo de violencia, “sin que se tenga en cuenta el origen de la misma, cuestión fundamental para prevenir e implantar medidas conducentes a la eliminación de esta discriminación”.

Por todo ello, sugiere al departamento de Campanar que realice un estudio sobre esta problemática, introduzca contenidos pedagógicos en los currículos para evitar al discriminación y facilite la formación del profesorado sobre diversidad sexual, así como la formación en el modo de actuar en los casos de acoso a adolescentes LGTB.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment