Festes de BéteraNotíciesOci i Cultura
IMG_0615 copia

Foto: Bes Audiovisual

Una noche mágica. Todo salió a la perfección, tal y como habían preparado los Mayorales de 2014. Una velada de gala que disfrutaron más de 300 personas que quisieron colaborar con las próximas Fiestas de Agosto de Bétera participando en la tradicional Cena de San Valentín que cada año llena de lujo y glamour el Salón Rossinyol.

El secreto mejor guardado era el vestido de las cuatro Obreras de 2014. Querían que fuese una sorpresa y así fue, ya que hasta que los Mayorales no acudieron a sus casas a recogerlas acompañadas por la música de la charanga no pudimos ver los espectaculares vestidos largos que habían preparado para una ocasión tan especial.

La primera en aparecer entre gritos de guapa y aplausos fue la obrera casada Sofía Zaragozá quien optó por un increíble y ceñido vestido en tonos beige con pedrería y un original fajín en tonos anaranjados. Sofía estaba deslumbrante y contenta, buena prueba de ello fue la sonrisa de oreja a oreja que no dejó de lucir durante todo el pasacalle. La obrera optó por acompañar su vestido con una espectacular estola de piel y unos guantes largos, que le dieron un toque de distinción.

Minutos después la comitiva llegaba a casa de María Salavert. La joven obrera optó por un modelo juvenil en tonos morados, palabra de honor y una original falda de volantes de seda y tul. María llevaba un bonito recogido realizado por Amparo Carrascosa, la peluquera que se encargará de sus estilismos durante este año de actos. La obrera soltera también quiso protegerse del frío con una bonita estola de piel.

La siguiente en deslumbrar a los amigos y familiares que se congregaban a las puertas de su casa fue Amparo Romero. La obrera casada eligió un dos piezas con falda larga en color crudo y dorado. Muy elegante y acorde a su estilo, Amparo prefirió la manga larga para este vestido de gala y una estola de piel.

La última en aparecer fue Amparo Latonda quien fiel a su personalidad deslumbró con un vestido color azul noche del que destacaba la espectacular espalda escotada y las transparencias de su encaje. La pelirroja conquistó a sus amigos y familiares gracias a este atrevido vestido que terminaba en una original falda de volantes.

Los chicos también lucieron increíblemente elegantes. La mayoría optaron por el traje chaqueta negro con corbata pero otros se apuntaron a la elegante moda de la pajarita.

Tras esta primer parte todos juntos acudieron al salón donde acudieron unas 300 personas que también lucieron sus mejores galas, entre ellas pudimos ver de rojo espectacular a la Fallera Mayor de Bétera, Mª José Granell, quien acudió acompañada de Yelko Rodríguez, miembro de la Junta Local Fallera y amigo personal de la máxima representante de las fallas de Bétera.

El baile más esperado 

Tras la cena  pudimos conocer por primera vez el cartel elegido para anunciar las próximas Fiestas de Les Alfàbegues, después la rifa y para finalizar llegó la exhibición de baile que las cuatro parejas de obreras y mayorales llevaban preparando durante meses. Y no defraudaron. Rodeados por los invitados realizaron una increíble coreografía que dejó a todos con la boca abierta. Después llegó el turno de la discomóvil que se alargó hasta la madrugada.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment