Notícies

Manolo 1

Las fiestas de Les Alfàbegues  no serían lo que son hoy sin la dedicación, el esfuerzo, la creatividad y el amor de Manuel Campos Carrasco, un vecino de Bétera que ha trabajado toda su vida para que las planta más representativa de la localidad haya logrado crecer hasta superar los dos metros de altura.

Bétera le debía un homenaje a Manolo “El Morquero” y el pasado viernes decenas de familiares, amigos y vecinos de Bétera  se concentraron en el Castell para  celebrar un sentido homenaje a este señor de 91 años al que la gente adora y admira por tener siempre abiertas las puertas de su corral, por su simpatía y su cariño.

Manolo 4Manolo acudió engañado, creyendo que lo que se celebraba era la presentación de un libro sobre alfàbegues y lo que se encontró fue un homenaje que le emocionó profundamente. En todo momento estuvo acompañado por las tres Anas de su vida: su mujer, su hija y su nieta, quienes disfrutaron con él de este acto.

Gracias a un vídeo realizado con material gráfico cedido por Esperanza Casanoves los asistentes pudieron conocer cómo trabajaba Manolo, cómo se esforzaba por hacer que les alfàbegues fueran cada año más grandes, más altas, más frondosas y oliesen mejor. Para lograrlo el Morquero hizo multitud de experimentos en su jardín: “algunas veces las mataba, otras las quemaba y otras seguían creciendo que es lo que yo quería”.

Manolo Asensi, criador actual del corral de les alfàbegues, trabajó con él para aprender bien el oficio cuando Manolo se jubiló, “lo más importante es que estableció una forma de cultivar perfecta que mantenemos todavía: la manera de disponer las macetas en el corral, los nudos de las cuerdas, la forma de poner las cañas, la manera de “desullar” y de cortar las ramas. Todo siegue haciéndose a su forma”.

Asensi además recordó la última y más importante aportación de Manolo “en 2009 vino y me dio un puñado de semillas antiguas ya que la gente se quejaba de que las plantas no olían como antes. Y era verdad, con sus semillas logramos que volviesen a oler a alfàbega antigua”.

Manolo 3Uno de los momentos más emocionantes del acto fue cuando Concha, una vieja amiga de Manolo de 92 años, saltó de entre el público de manera espontánea para saludar y dedicarle una canción popular de Bétera que no sólo hizo saltar las lágrimas del homenajeado si no de muchos de los asistentes.

Manolo El Morquero quiso coger el micrófono y dedicar unas palabras a los presentes “la mitad de mi vida ha sido para les  alfàbegues, les dediqué todo mi esfuerzo para que fuesen las más grandes del mundo. Hasta mi casa han llegado cinco botánicos extranjeros que al ver les alfàbegues en la tele vinieron a Bétera para que les contase el secreto”, entre risas Manolo afirmó que “no hay dinero para comprarle un secreto que es sólo para Bétera”.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment