Camp de TúriaNotícies
Foto archivo: Guardia Civil

Foto archivo: Guardia Civil

Agentes de la Guardia Civil han detenido a ocho personas por su presunta implicación en la sustracción de 120 toneladas de naranjas en campos de las comarcas valencianas del Camp de Túria y Camp de Morvedre, según ha informado en un comunicado. A los detenidos, en una operación en la que ha colaborado la Policía Local de Bétera, se les imputan los delitos de hurto, falsedad documental y pertenencia a organización criminal.

Los detenidos presuntamente llegaron a falsificar un total de 79 documentos necesarios para poder realizar la compra-venta de naranjas. El valor de los productos cítricos sustraídos en diferentes explotaciones agrícolas asciende a 18.000 euros.

La actuación se llevó a cabo dentro de los servicios establecidos de forma permanente por la Guardia Civil de Valencia para evitar el robo y comercio ilegal de productos del campo en explotaciones agrícolas y en establecimientos de compra de esta mercancía. Los agentes investigaban desde abril la comisión de actuaciones ilícitas en diferentes ubicaciones de las comarcas del Camp de Túria y Camp de Morvedre.

Fruto de las pesquisas obtenidas por componentes del equipo ROCA de la Guardia Civil de Llíria, el 2 de mayo se desarrolló la fase de explotación, en la que se comprobó la presunta implicación de ocho personas, seis hombres y dos mujeres de entre los 20 y 48 años y de nacionalidad rumana en los hechos.

Un grupo “perfectamente organizado”

Según la Guardia Civil, este grupo actuaba “perfectamente organizado”, con diferentes funciones de sus integrantes. Unos miembros se encargaban de la recolección de los cítricos, otros los transportistas y el líder de la organización, un hombre de 38años, realizaba la entrega, venta y cobro de los productos del campo.

Los agentes encargados del operativo se incautaron de una furgoneta, propiedad del líder del grupo criminal. El total de naranjas supuestamente sustraídas por esta organización criminal asciende a 120.000 kilogramos, procedentes en su mayoría de explotaciones agrícolas de las localidades de Bétera y Náquera.

Falsificación de documentos para poder vender la mercancía sustraída 

La Guardia Civil ha recordado que para realizar la venta de los productos cítricos es necesario aportar documentación acreditativa para demostrar su procedencia lícita. En este caso, la organización llegó a falsificar 79 documentos para poder comercializar la mercancía supuestamente sustraída. Las diligencias instruidas han sido entregadas en el juzgado de instrucción número 6 de Llíria. Las investigaciones continúan abiertas para el total esclarecimiento de los hechos.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment