Comunitat Valenciana

El Gobierno central y el Ayuntamiento de Valencia han logrado “un acuerdo para desbloquear” la ejecución del Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) del barrio valenciano del Cabanyal, paralizado por una orden del Ministerio de Cultura en época del Gobierno socialista  que lo consideró expolio. Con esta “solución” se mantiene la prolongación de la Avenida Blasco Ibáñez al mar y se introducen algunas modificaciones para “adaptar el plan a proteger la trama histórica”.

Cabañal recreaciónAsí lo ha anunciado la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en la rueda de prensa que ha ofrecido este viernes para dar a conocer los detalles de este acuerdo, fruto –ha remarcado– de “muchos meses de negociación difícil, muchos trabajos y muchos análisis”.

El acuerdo, ha concretado la primera edil, consiste principalmente en “alinear los edificios nuevos de manera que permitan liberar la trama histórica y verla”. Barberá ha destacado que con esta salida se mantiene la prolongación de  Blasco Ibáñez hasta el mar “con 48 metros de ancho, como estaba previsto”.

Además, la propuesta del Ayuntamiento contempla reducir el número de inmuebles afectados en la Zona BIC en un 35 por ciento, disminuir las alturas de la zona BIC de 5 a 3, con lo que baja la edificabilidad un 15 por ciento, y mantener la Lonja del Pescado.

Para Barberá, “esta solución aceptada por el Ministerio, conserva los elementos más importantes del Prepri para el equipo de gobierno, como la prolongación, los edificios protegidos en el plan y todas las dotaciones”. “Era necesario adaptar el plan para proteger la trama histórica y se ha conseguido a través de alineación de edificios”, ha dicho la alcaldesa.

El PSPV cree que es una cortina de humo 

El portavoz del PSPV, Joan Calabuig, ha puesto en “duda la existencia” del mencionado acuerdo entre la administración central y ha dicho que “no es más que una cortina de humo”. “No nos creemos a Barberá”, ha dicho, a la vez que ha señalado que la primera edil “ha perdido todo en vía judicial” y que “solo le quedaba el recurso al Tribunal Supremo, cuya sentencia está a punto de darse a conocer” con un fallo que puede ser “contrario a sus intereses”.

Calabuig ha manifestado que Barberá “ha iniciado un camino de supuestas iniciativas electoralistas y vacías de contenido de la que el Cabanyal es otra muestra”. Así, ha señalado que “intenta ocultar que estamos ante un mandato perdido, en el que ha atenazado con sus decisiones el futuro de la ciudad” y la ha acusado de “lanzar una cortina de humo”.

“Falsedades y engaños” 

Salvem el Cabanyal ha considerado que este anuncio tiene como objetivo “confundir a los vecinos del Cabanyal y a los ciudadanos” y, además, “contiene varias falsedades y engaños”. Así, fuentes de esta entidad han señalado en un comunicado que el Tribunal Supremo ya ha visto el recurso contra la citada Orden Ministerial y la sentencia, “que tardará en salir unos días”, confirmaría –según Salvem– que la norma “es legal y que el plan del Ayuntamiento para el Cabanyal supone expolio y es ilegal”.

Por ello, han insistido en que este “pacto” no hace decaer el recurso y también existe otro recurso de la Generalitat contra la Orden Ministerial que no ha sido retirado, por lo que “habrá sentencia contra el Ayuntamiento y el Consell”.

“No cabe un pacto contra la Orden Ministerial y lo anunciado por la alcaldesa vulnera la Orden Ministerial, que no permite la prolongación de Blasco Ibáñez, pues es precisamente esa prolongación lo que provoca la ilegalidad del plan”, han incidido Salvem, que ha precisado que “es la prolongación (da igual que el ancho sea un poco más o menos) la que rompe uno de los elementos fundamentales del conjunto histórico: la trama”, por lo que “no cabe un pacto en que se mantenga la prolongación”.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment