Camp de TúriaNotícies

inundacionLos alumnos del Colegio Emilio Lluch de Náquera se vieron ayer obligados a volver a sus casas después de que las lluvias inundaran los barracones en los que se encuentra ubicado el centro docente.

Según el Concejal de Educación de Náquera, Víctor Navarro, “el agua llegaba a los adultos por el tobillo en el aulario infantil por lo que hemos tenido que quitar la luz y finalmente decidido suspender las clases por prevención”.

Navarro insiste en que “es una vergüenza que el colegio se encuentre en esta situación ya que el gobierno valenciano ya debería de haber comenzado las obras de construcción del nuevo centro”.

Por otro lado el secretario de Educación, Formación y Empleo del PSPV, Miguel Soler, ha expresado su “rechazo total a las nefastas condiciones en las que numerosos niños valencianos están obligados a dar clases”, al encontrarse muchos colegios públicos ubicados en barracones, y han recordado que precisamente el centro de Náquera “es uno de los ejemplos más evidentes de cómo el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha incumplido sus promesas de construir catorce nuevos colegios para acabar con los barracones en la Comunitat”.

image“Es inaceptable que niños de Educación Infantil tengan que suspender las clases por la inundación de los barracones en los que se ven obligados a estudiar”, ha insistido Soler, quien ha señalado que el problema no han sido “las intensas lluvias”, sino las “lamentables condiciones en las que se encuentran las aulas prefabricadas”. “Una educación pública y de calidad requiere que los centros cuenten con unas condiciones térmicas y de humedad adecuadas y no que el alumnado tenga que estar pendiente tanto de las altas temperaturas como de las lluvias para poder recibir clases”, ha apuntado el secretario de Educación del PSPV.

En este sentido, Soler ha recordado que en enero, “y ante las protestas de la comunidad educativa del Colegio Público Emilio Lluch”, la consellera de Educación, María José Català, anunció que los barracones del centro se trasladarían a una de las plazas del municipio para comenzar las obras del nuevo colegio “sin que hasta el momento se haya tenido más noticias al respecto”.

Sin embargo, ha lamentado que desde Educación “sólo se atiendan las críticas de este centro educativo cuando se amenaza con protestas como la que organizaron para el pasado 3 de septiembre y que la consellera intentó atajar un día antes asegurando que las obras comenzarían en breve”, ha explicado.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment