Opinió

OPINIÓN 

foto LuisLuis Poveda, candidato EUPV-Bétera

Ayer domingo 25 de enero se celebraron las elecciones generales anticipadas en Grecia, en las que tal y como pronosticaban las las encuestas, la victoria fue para  Syriza.

Grecia es el ejemplo más claro de las consecuencias que supone abandonar la gestión de la vida política en manos de los poderes económicos. La imposición de entidades no democráticas como el Banco Central Europeo o el FMI para solucionar un problema que los mismos poderes económicos han creado, constituye un paso atrás en el concepto más amplio de democracia, ése que garantizaba que la decisión de los ciudadanos fuera el más sagrado contrato dentro de las sociedades europeas.

Por el contra, este país que ha sufrido una estafa financiera al más alto nivel, en vez de castigar a los culpables del desastre económico recibe una ración doble de las políticas de recortes que pretenden devolver lo perdido especulativamente por medio del expolio directo a su población.

Hoy Grecia es un país hundido por las recetas de los padrinos del desastre: un lugar donde la miseria, el hambre, las necesidades, el desempleo, las carencias o la inseguridad social, laboral y medioambiental se unen a la pérdida total de la capacidad de decidir soberanamente sobre las políticas económicas o sociales. Las elecciones convocadas para este domingo 25 de enero son una oportunidad histórica para empezar a devolver la economía a las manos del pueblo griego, de donde nunca debió salir.

Lamentablemente hemos asistido y seguiremos asistiendo con preocupación a la puesta en marcha de campañas que pretenden condicionar la libre decisión de los ciudadanos griegos ante la posibilidad de partidos que cuestionan la deriva antidemocrática impuesta por las instituciones económicas internacionales y por la Comisión Europea.

Por eso desde EUPV, exigimos preservar la libre elección del pueblo griego y mostramos nuestro rechazo más firme a las campañas de miedo que desde los grandes medios de comunicación o desde instituciones internacionales se han lanzado y se siguen lanzando estos días para condicionar el voto. Igualmente instamos a las instituciones europeas a velar por el buen funcionamiento de las elecciones y a impedir cualquier intento de limitar y/o condicionar la libre decisión que libremente tome el pueblo griego.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment