El Ayuntamiento de Bétera ha denunciado este viernes que la escoleta municipal guardaba 11.300 euros en un falso techo, procedentes del dinero que el centro recibía por parte de los padres de los alumnos como cobro del servicio de comedor y con el que se pagaban “todo tipo de facturas que tampoco se giraban al consistorio”.

El Ayuntamiento ha publicado en su perfil de Facebook una información en la que asegura que la concejalía de Educación de Bétera ha puesto en marcha el proceso de regularización de la escoleta municipal después de detectar que “funcionaba de manera irregular durante los últimos años”.

El consistorio ha explicado que el nuevo regidor de Educación, el socialista Fernando Cantarino, explicó que “fue en ese momento cuando desaparecieron los 11.300 euros y después de la denuncia ante la Guardia Civil salieron a la luz en manos de otro operario del ayuntamiento”.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment