NotíciesUrbanitzacions

“Las diferencias se han ido acrecentando lentamente con el paso de los 10 meses de gobierno. La declaración de “buenas intenciones” plasmada en el pacto de gobierno no ha sido suficiente ya que Compromís lo ha hecho inviable” explica la formación Mas Camarena-CUBE en un comunicado tras anunciar el pasado viernes la ruptura del pacto de gobierno.

La formación política ve insuficiente “la falta de presupuesto y la poca voluntad política para reparar el déficit endémico de los servicios municipales de las urbanizaciones. A ello hay que sumar la deficiente gestión del proyecto del Centro Cívico de la zona sur”.

Falta de servicios para 7.000 personas

pleno-julio-betera11“La zona sur de Bétera tiene una población de 7.000 personas (de un total de 21.000). No existe local de jubilados, ni biblioteca, ni local para la juventud, ni casa de cultura, ni guardería, ni oficinas municipales, ni polideportivo, ni colegio, ni dispensario de salud. En urbanizaciones como Camí de Paterna ni siquiera disponen de alcantarillado ni alumbrado.  De los 31 edificios municipales, sólo se dispone de un edificio municipal en la zona sur de apenas 8 metros cuadrados, cedido por el urbanizador y casi siempre cerrado”, insisten.

“Ante esta clara e injusta distribución, el partido Mas Camarena-CUBE ha solicitado un presupuesto finalista y redistributivo, algo a lo que se ha negado reiteradamente Compromís, apelando siempre “a la buena voluntad”, en la que hemos confiado durante 10 meses, pero que, lamentablemente, nos ha defraudado. No hay partidas presupuestarias específicas, no hay planes de acción comprometidos, no hay voluntad política”, ha explicado en un comunicado.

Ninguneo a las urbanizaciones 

Las formación política insiste en que “Bétera es un municipio grande, fortalecido en extensión y población por las diferentes urbanizaciones que se ven ninguneadas y con falta de atención política”.

“Como parte del gobierno hemos mantenido reuniones con asociaciones y vecinos, realizado comunicaciones, diagnosticado los problemas y aportado soluciones a corto y medio plazo. Pero, a raíz de las elecciones del 20 de diciembre y los malos resultados electorales obtenidos por Compromís (única fuerza local que bajó en votos), nuestro margen de actuación ha sido recortado así como nuestras competencias. Suponemos que a Compromís no le interesan los núcleos donde no recibe votos”, explican.

Mas Camarena explica que han intentado liderar la presencia municipal en las urbanizaciones pero han obtenido un negativa por respuesta a pesar de que según explican su “legitimidad es ser la fuerza mas votada en las urbanizaciones con mucha distancia sobre los siguientes y muchísima sobre Compromís”.

Mas Camarena-CUBE sigue luchando porque se resuelva el déficit de servicios de las Urbanizaciones, con el fin de que todos los vecinos de Bétera sean iguales, vivan donde vivan, y se sientan parte implicada del progreso del municipio.

Centro Cívico 

urbanizaciones betera“Cada día, las dificultades han sido mayores, los desacuerdos más grandes, y la falta de competencias se han recortado severamente. El otro punto de desavenencias es el proyecto de Centro Cívico para el conjunto de la zona sur, que dispondría de servicios básicos como centro de salud, lugar de reuniones, o policía municipal. Pese a que, en el pacto, se acordaron plazos de ejecución, no sólo se lleva retraso sino que está seriamente comprometida su realización. Los problemas se acumulan y la falta de capacidad resolutoria es manifiesta”.

“Sabemos que es un proyecto complejo, pero no queremos inhibirnos de los problemas, por lo que hemos solicitado llevarlo a cabo a través de la Concejalía de Urbanizaciones, representada por el partido Mas Camarena-CUBE. Pero la respuesta de Compromís ha sido una rotunda negativa”.

“Por todo ello, por coherencia y responsabilidad con nuestro programa y nuestros votantes, consideramos que lo ético es dejar los cargos y denunciar el incumplimiento del Pacto”, concluyen.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

0 Comments

  1. ¿A dónde van los impuestos municipales? por Salvador Beltrán
    By admin on 8 febrero, 2016 · Opinió
    salvador-beltran-betera-opinionOPINIÓN
    Salvador Beltrán, Concejal Ayuntamiento de Bétera Mas Camarena-CUBE
    Seguro que es una pregunta que todos nos hemos hecho. Lo explicaré de modo sencillo. Consideremos un ayuntamiento medio como Bétera y cualquier año de los recientes.
    Como en toda actividad, o en nuestra casa las cosas van bien cuando hay un cierto equilibrio entre el dinero que entra y el que sale. Los llamamos Ingresos y Gastos; pero hoy sólo hablaré de los gastos, dejo para otro día los Ingresos y comentar el Equilibrio.
    En el caso de Bétera el presupuesto ha oscilado entre los 16 y los 20 millones de euros, lo que da para unos 21.000 habitantes una media de unos 850 euros al año por habitante. Si consideramos una familia media de entre 3 y 4 miembros serán sobre 3.000 euros al año. Sin duda mucho dinero.
    Pero en el Ayuntamiento lo que comúnmente llamamos Gastos, (y a diferencia de nuestra casa) tienen dos bloques muy diferenciados el llamado “Gasto Corriente” y las “Inversiones”. Es muy importante reconocer los dos tipos. Lo explicaré a groso modo.
    Los Gastos Corrientes son equivalentes a los que en nuestra casa representan la luz, el agua, la gasolina, los pagos del colegio, llenar el frigorífico, pagar al fontanero, al mecánico, las letras del banco, la comunidad de vecinos, etc. Sería como el gasto cotidiano obligado. Es decir gastos ya comprometidos que consumen una gran parte de los recursos sin apenas poder eliminarlos, tan sólo podemos reducirlos poco a poco apretándonos el cinturón o gestionando mejor. Los gastos corrientes en el Ayuntamiento son muy, muy altos, suelen estar en 95 euros de cada 100. Incluso en los años de crisis llegaron a ser puntualmente más los Gastos Corrientes que el dinero que teníamos en el cajón (deuda o déficit).
    Les voy a dar un orden de magnitud de los gastos corrientes en Bétera. La partida mayor es la de personal con casi la mitad del presupuesto. Si bien incluye no solo la parte administrativa, sino también policía, personal educativo, obras, servicios técnicos, y un largo etc.
    Por áreas, de cada 100 euros que gastamos, para Administración son 27; en policía y seguridad 11; en edificios municipales 11; en parques y jardines 9; en basura y limpieza viaria 8; en obras públicas (mantenimiento) 7; en educación 6; cultura y deporte 6; asistencia social y empleo 5; alumbrado 4; en sueldos y gastos de políticos 1,5; y en otros menores 4.
    La otra parte del dinero va a las Inversiones y está destinado a elementos estructurales, como creación o remodelación profunda de calles, parques, edificios, colegios, instalaciones deportivas o culturales. Pero no a su mantenimiento (eso es gasto corriente). Todos quisiéramos que a Inversiones llegase mucho dinero, tanto los ciudadanos, como los funcionarios del Ayuntamiento, los concejales y el alcalde. Porque es lo más vistoso y más reivindicado por los vecinos; podíamos decir que es para “hacer cosas nuevas”. Pues bien para esto suele quedar muy poco dinero, si llega a 5 euros de cada 100 podemos darnos por contentos.
    Esta es la gran frustración de cualquier vecino metido a concejal (como yo mismo). Llegamos con enormes sueños de solucionar los problemas y las faltas del municipio, que son muchas y sabemos cuáles. Pero a final de año cuando tenemos que hacer el presupuesto del siguiente, y empezamos a restar los Gastos Corrientes comprometidos y nos quedamos “en na”. ¡Que poco margen queda!
    Es como en una familia justita de ingresos que necesita reformar la habitación del niño y que después de quitar del sueldo los gastos del mes no le queda suficiente para hacerlo y debe esperar a ahorrar suficiente. Y ni pensar en comprar un piso más grande que sería la verdadera solución. A las necesidades que ya conocemos se unen las demandas de los vecinos a los que lamentablemente apenas podemos satisfacer porque el dinero no comprometido de antemano es muy reducido después de restar lo que consume la maquina municipal y los servicios prestados tan necesarios.
    Pese a ello, desde estas líneas quiero destacar el valor de los Servicios que recibimos, y no olvidarlos por habituales que sean: que la basura se recoja con eficacia y pulcritud, que las calles estén limpias, los jardines cuidados, las guarderías y los colegios, las calles sin baches, que podamos practicar deporte y asistir a eventos culturales, que la policía cumpla su función, incluso la administración que sea ágil y respetuosa con los vecinos. Reivindico que ese también es el Ayuntamiento, aunque que apenas se perciba por ser cotidiano.
    El trabajo político es insistir en el ahorro por la vía de la eficacia, y el ajuste de las partidas más voluminosas del Gasto Corriente (tarea de constancia poco vistosa); y la búsqueda de un equilibrio en el reparto del escaso dinero restante en Inversiones. Priorizar necesidades y aplazar al presupuesto siguiente.
    ¡Ah! y todos queremos que los impuestos bajen
    Esto publico este señor en este medio, hay que tener un poco de memoria señor beltran

  2. Recuerdo el “debate” antes de las elecciones en el Castillo: el señor Beltrán afirmó que Bétera es uno, que no hay distinción entre pueblo y urbanizaciones. Fue un discurso bien escrito que más de uno nos llegamos a creer…, pasan las elecciones, forman gobierno y hete aquí que por capricho del destino, un partido sectario y claramente de derechas, entra a formar parte de un gobierno de izquierdas y progresista y, pasó, lo que tenía que pasar: los integrantes de Mas Camarena empezaron con sus pretensiones, que no son ni más ni menos que las de siempre: el dispensario, el centro cívico, la biblioteca… y como perro viejo me pregunto ¿Cuál eran las verdaderas intenciones del partido comandado por el señor Beltrán? ¿Acaso quieren una Mas Camarena independiente? No, si terminaré creyendo que el independentismo es un virus contagioso.
    Lo que pretendían no era ni más ni menos que una obra faraónica al lado de su casa…, lo malo, o bueno, es que erraron en con quien juntarse para alcanzar sus fines; y seamos realistas, ¿ese famoso centro cívico iba a tener algún uso, más allá del de justificarse ante sus votantes? A mi se me ocurren dos respuestas:
    Una es que sí, que la justificación era el poderse proclamar pueblo independiente, y a la cabeza un Salvador Beltrán liberador de los oprimidos.
    O dos, que no, no había justificación plausible a tamaña pretensión, porque recordemos que hay un aeropuerto en Castellón infrautilizado. Discúlpenme y llaméenme sibarita si prefiero disponer de un centro cultural, un centro de salud, una biblioteca (…) a cinco kilómetros de mi casa como Dios manda, que no un cuchitril en la puerta. En España estamos acostumbrados a que si mi vecino lo tiene yo lo quiero más y mejor. Pues señor mío si quería un centro de salud en la puerta de su casa tenía que haber optado por un piso en la calle Mariana de San Simeón en lugar de un chalet en la otra punta; es que si sobrara el dinero entendería su pretensión, pero es que no sobra, y hay muchas deficiencias en lo que hay. No entiendo que cojan el coche para ir a por el pan y se quejen de hacerlo para ir a la biblioteca. ¿Y de qué sirven ese centro cívico tan solicitado a un vecino de Los Pinares? ¿Y a uno de Vall de Flors? ¿Y a uno del Paternero? Se me antoja que tal vez quieran unas calles asfaltadas y con alumbrado, una mejor comunicación con el pueblo o un servicio de autobús que conecte con el metro antes que el perseguido club social de la élite.
    En definitiva, Mas Camarena ha perdido. Desde dentro aún tenía la posibilidad de hacer algo por su urbanización (ojo, que parece que el resto carecía de importancia), pero ahora desde fuera van a seguir haciendo lo de estos últimos años: NADA.
    A mi no me esperen en las siguientes elecciones.

  3. No es este un foro para hablar sobre ideologías, se trata de un lugar de dialogo en el que los vecinos de un mismo pueblo tratamos de buscar u ofrecer soluciones para una mejor gobernabilidad del mismo.
    Las últimas elecciones dieron estos resultados: Compromis 6; PP 6; Mas Camarena-Cube 3; PSOE 3; Ciudadanos 2 y Podemos 1, visto el resultado obtenido considero que la formación de gobierno que hubo en un principio y que ahora se ha roto era la menos mala para Compromis, porque una unión con Ciudadanos o el PP hubiese roto sus esquemas “ideológicos” y puesto que Mas-Camarena CUBE es una partido de las urbanizaciones que solo busca que la gestión de las mismas sea la adecuada de acuerdo con su peso específico en “todos” los aspectos es por lo que a priori era la mejor elección.
    Sin embargo, como el hombre es un ser en constante movimiento esta elección que en primera instancia parecía la más “natural” dentro de lo que podría ser empezó a verse dificultada por intereses algo espurios no es este el lugar de nombrarlos porque no ayudarían en nada a resolver el problema que este encima de la mesa.
    Dicho esto, que nos queda, pues que Compromis va a gobernar en minoría y sin los apoyos suficientes para sacar adelante lo que anunciaba en su proyecto político, por lo tanto, deberá -no debería- reconsiderar su actual posición si quiere que algunas de sus promesas se lleven a cabo. No dudo que para Compromis no es plato de su gusto, pero como bien cita Pierre Rey parafraseando a Platón “tengo una mujer a la que adoro – dijo el joven Hippias – pero mi amante me vuelve loco de placer. ¿tengo que dejar a mi mujer para vivir con mi amante o renunciar a mi amante y quedarme con mi mujer? Sócrates: HAGAS LO QUE HAGAS TE ARREPENTIRAS”.
    La decisión no será fácil pues las opciones son las que son.

  4. Bona aportació Jordi. I, respectant les dos primeres opinions no compartisc l’atac directe a les persones que configuren l’opció política de Mas Camarena-CUBE, perque massa segur ha d’estar EL DARDO per conèixer a tots i posar-li’s l’etiqueta de ser gent exclusivament de dretes (la pitonisa LOla), però aquest no és el tema. Tots els habitants de qualsevol localitat, comunitat o país tenen dret a que es diversifiquen els serveis pels quals paga uns impostos. Els de Compromís es queixen del centralisme de Madrid i afavoreixen el centralisme a Bétera. Això és coherència. Una actitud tan localista-centralista i no oberta a la gran diversitat que eixteix a la nostra localitat, només ens retorna a una actitud primitiva del concepte de poble. Jo igual em prenc una cervesa a Catano (poble) que a Baltasar (urbanització) i hem d’aprendre a conviure i deixar-nos d’etiquetes que d’això ja estem farts.
    Podem debatre de política però cal fora els insults. Per a mí Compromís s’ha equivocat i Psoe s’ha fet el mut que també té que dir en aquesta història, no tot és carregar contra el grup majoritari. Ara a fer jocs de negociacions per traure endavant el poble quan heu sigut incapaços de negociar o l’objectiu era tirar fora als de les urbanitzacions. Pense inclos que heu estat fins i tot mal aconsellats per gent d’urbanitzacions. El temps ens dirà. Bon vent i bona barca Compromís

    • Estimado albert yo no ataco directamente a nadie, me limito a transcribir, LITERALMENTE lo que un señor escribe en un medio, dado que me produce extrañeza que, cuando apenas hace dos meses este señor considera que hay que tener en cuesta la situacion economica, los recursos municipales, etc para tener paciencia y arreglar la situacion. ahora, de golpe, lo mas imprescindible sea lo que el comenta, no tengo acceso a los presupuestos, por lo cual no se si es cierto o no lo que este señor afirma en diversos medios, cuando los presupuestos sean publicos veremos si ese desigual reparto es cierto, y entonces sabremos si sus motivos son fundados en una realidad o no.
      Un abrazo

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment