Camp de TúriaNotícies

campos beteraLa Unió de Llauradors i Ramaders ha reclamado a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural y a la Confederación Hidrográfica del Júcar la recuperación de las tarifas eléctricas especiales para los regadíos agrarios, así como la realización de un proyecto para conectar pozos al Canal Principal del Turia ante la situación “dramática” en los cultivos de la comarca valenciana del Camp de Turia.

En un comunicado, la entidad ha denunciado que en los regadíos de la zona “peligra una agricultura productiva y competitiva” por el “inasumible y desorbitado” coste del agua y que es algo que afecta principalmente en los municipios de la parte baja del canal, como Llíria, Bétera, al Pobla de Vallbona, Casinos y Olocau.

Entre las soluciones que propone la Unió destaca la puesta en marcha de tarifas eléctricas especiales para regadíos agrarios, algo que ha recordado que existía hace unos años, mientras las actuales cree que “hacen inviable el funcionamiento de los pozos debido a su alto coste”.

También ha planteado iniciar un proyecto para conectar los pozos de los campos de estas localidades al Canal Principal del Turia, la “correcta” electrificación de los pozos de sequía y otras medidas como construir balsas de riego conjuntas en algunos pueblos y eliminar el canon de regulación y uso del agua.

La organización agraria ha insistido así en la necesidad de emprender medidas “urgentes” para resolver los problemas de los regantes del Camp de Turia y de otras localidades. Ante la “gravedad” de la situación, ha solicitado reuniones con la Conselleria y la Confederación, si bien esta institución “ya ha sido informada en repetidas ocasiones”, según la Unió, que ve en ella “una clara falta de diálogo y pasividad en sus respuestas”.

En esta línea, ha criticado la “falta de diálogo y voluntad” por parte de la Confederación: “Hace dejadez de sus competencias alegando falta de presupuesto o excusando que el Gobierno esté en funciones” y “pone así en riesgo la viabilidad económica de las explotaciones agrícolas de la comarca con la consecuente falta de competitividad que conlleva respecto a otras zonas productoras”, ha denunciado la Unió.

Situación “insostenible” si no llueve

Ante la falta de agua proveniente del Canal por la sequía, la asociación de agricultores ha denunciado que los regante pagan en la actualidad de 0,22 a 0,27 euros por metro cúbico por el agua que usan en sus cultivos. Se trata de una cifra “a la que hay que añadir los cánones o derramas correspondientes hasta llegar a una cifra desorbitada y un coste elevado para los precios que perciben por sus producciones agrícolas”, ha asegurado.

Además, la Unió ha advertido que en el caso de que no llueva en las próximas semanas “o se adopten medidas rápidas y eficaces”, la situación a partir de septiembre “puede ser insostenible para una agricultura productiva y competitiva como es la que se da en esa zona”, por lo que ha urgido a implantar “soluciones para evitar la pérdida de a agricultura en esta comarca”.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment