portada dariaQuerido Salvador, querido salvador,

Desde que dejé el equipo de gobierno del ayuntamiento de Bétera, en septiembre de 2016, sigo tu folletín con sumo interés, casi que espero con ilusión tus artículos porque no dejas de sorprenderme. Ahora no te contesto ni como miembro de Compromís per Bétera, ni como ex-compañera de gobierno, te contesto como vecina de la urbanización Camí de Paterna. Vivo en este núcleo urbano desde 2003, cuando adquirí la que es actualmente mi vivienda. Me vine  a Bétera porque, en su momento, tuve algún vínculo familiar aquí y venía a pasar el verano cuando era pequeña, pero sin más; soy de Valencia, nacida en Valencia y desde 2003 me siento parte de Bétera, soy de Bétera y me siento muy unida a este pueblo, a su gente, tengo amigos y me siento muy orgullosa de ello, y eso que siempre me había considerado urbanita, hasta que llegué a Bétera. Me vine a vivir a un chalet, siendo consciente de muchas cosas: de que necesitaríamos dos coches, pues ambos , mi pareja y yo, trabajamos en Valencia, de que si quería ir al centro de salud teníamos que coger el coche o si queríamos cenar fuera, pues lo mismo. Cuando vivía en Valencia tenía transporte público y lo utilizaba para ir a algunos sitios o iba andando y no negaré que cuando me instalé en Bétera echaba de menos eso; sin embargo obtuve muchas más cosas a cambio, muy positivas, no solo los amigos y amigas que tengo aquí, sino comercio de proximidad, ir a un horno y que te conozcan, saludar a gente por la calle, algo que en Valencia se iba perdiendo por el crecimiento de la ciudad pues siempre he vivido en un barrio y era algo a lo que estaba acostumbrada.

Cuando me instalé, allá por 2003, en Camí de Paterna, empecé a conocer las deficiencias que tiene, deficiencias que son bien conocidas por todos, incluso por mis amigos de Compromís per Bétera: no hay alcantarillado, no hay iluminación en las calles, no tenía agua potable cuando llegué, las calles estaban mal asfaltadas, pero bueno, tiene otras cosas que compensan. De igual forma, cuando llegué, también supe que había planeado un PAI y que lo que nos pedían para proceder a URBANIZAR eran cantidades imposibles de afrontar; además las actuaciones programadas pretendían crear una burbuja dorada en modo de urbanización que yo no quería ni me hacía falta, excepto el alcantarillado que lo veía, y lo veo, básico. Incluso llegué a incorporarme a la directiva de la asociación de vecinos, intenté comprender el derecho urbanístico de la época (el que solo pretendía construir y construir, sin más) y luchar por los intereses de los vecinos. Lo habré hecho mejor o peor, pero te aseguro que puse todo mi empeño. De repente, en 2013 os incorporáis al equipo de gobierno, junto con el Partido Popular y recibimos la amable visita de tu compañero de asiento en el pleno, Juan Carlos Camargo, concejal de urbanizaciones para ver qué se podía mejorar. Desde la asociación le explicamos todas las deficiencias, los problemas con el PAI y un sinfín de temas; la respuesta tardó pero llegó en forma de asfaltado de algunas calles, pues en otras, por la situación de este núcleo urbano, no se podía hacer nada.

Con las elecciones de 2015, os incorporáis de nuevo al equipo de gobierno, esta vez junto al CUBE. En las reuniones semanales que manteníamos todos los que conformábamos ese equipo, justo cuando empezamos a elaborar nuestros primeros presupuestos, se oyeron muchas cosas, cosas que has repetido hasta la saciedad en los plenos y sobre todo una: queríais una partida presupuestaria para urbanizaciones, específica para los distintos núcleos urbanos de Bétera para fiestas, para obras, para un sinfín de cosas, sin pensar, sin caer en que las urbanizaciones deben de ser un tema transversal en un presupuesto municipal, que las actuaciones que se vayan a llevar a cabo en ellas están incluidas en las distintas partidas presupuestarias, aunque por tu insistencia lo que parecía es que quisieras gestionar dinero y punto. Y llegó el día en que abandonasteis el equipo de gobierno,  porque el centro cívico, esa obra faraónica que íbamos a pagar todos los ciudadanos y ciudadanas de Bétera no podía llevarse a cabo en la parcela que tú querías, donde pusiste ese cartel como cuando Neil Armstrong llegó a la luna y puso la bandera de Estados Unidos,  con la única diferencia de que a Neil Armstrong lo vieron millones de telespectadores y tú clavaste el cartel sin que la Alcaldesa, la de todos, la tuya también, se enterara de nada. Y me acuerdo muy bien de ese día porque bajé en el ascensor con tus compañeras de la coalición y les dije que me daba mucha pena esta situación porque yo también vivía en una urbanización y, a diferencia de vosotros, me sentía parte de Bétera.

Sin embargo, lo que más me sorprende del último capítulo de tu folletín particular es la explicación de lo ocurrido con la urbanización de Camí de Paterna. Cierto es que organizasteis reuniones donde expusisteis un plan inasumible mediante gestión directa de un ayuntamiento sometido a la infame regla de gasto del señor Montoro; si bien hay un par de frases que me dejan asombrada: ” La gestión de aquella primera fase la lideramos mi compañera de coalición Gloria y el que suscribe (éramos Concejales de Obras y de Urbanizaciones). Pero el equipo de Compromis vio que la solución requería esfuerzo e inversión, así que recortó la oferta de servicios, dejándolos sólo en alcantarillado, y nos arrebató el control de las decisiones. Así la Concejala de Urbanismo pasó a liderarlo“. En aquel momento yo formaba parte de ese equipo de Compromís y asistí a la misma reunión que tú donde estaban también el Secretario del Ayuntamiento y la Oficial mayor y donde expusieron las dificultades legales y económicas que suponía dicho proyecto, tu proyecto, el que liderabas sin contar con la Concejal de Urbanismo, una mujer a la que aprecio mucho y en cuyo trabajo me consta que se esfuerza al máximo e invierte todo el tiempo del que dispone. Hablas de liderar un proyecto como si a la política se viniera a ponerse medallas, como si ser concejal fuera ir superando niveles de un videojuego para mantener las vidas y renovar el primer puesto cada vez, cada cuatro años en el caso de los concejales que conforman un gobierno; me parece que en este mundo el único que necesita medallas eres tú, en forma de edificio o de partida presupuestaria. La política no es eso, al menos para mí no es eso; la política es trabajar por los demás, es dedicarle tiempo y sudor a asuntos que quieras solucionar, y que a veces lo consigues o no. Camí Paterna es un hueso duro de roer, legal y económico, y no depende del mayor o menor esfuerzo que se le ponga, ni de hacer tres o treinta y tres  reuniones; además de las ganas, hay que tener en cuenta normativa autonómica y estatal, y sin seguir a rajatabla esas normas no se puede jugar, y tú querías jugar obviando esas reglas para conseguir tu medalla en forma de votos, aunque ahora digas que lo paralizó Compromís per Bétera. Por cierto, en la parte que le dedicas a Camí Paterna repites muchas veces las palabras líder o liderar, lo que me confirma que el problema es quién lidera, sobre todo si no eres tú.

El salvador de las urbanizaciones, de sus deficiencias, de sus necesidades, no será un solo equipo de gobierno o un concejal de urbanizaciones, sino un trabajo en equipo, consensuado y de acuerdo a la legislación en vigor y teniendo en cuenta todas, repito TODAS, las circunstancias económicas, sociales y legales. Las urbanizaciones no necesitamos un líder, yo no necesito un líder,  necesito soluciones, sí, pero teniendo en cuenta todos los factores y, sobre todo, que provengan de un consenso y no de las elucubraciones del ego de una persona.

Daria Terradez

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

2 Comments

  1. Daría, tendría que pararme a contestarte desde la broma inicial al contenido de casi todo lo que has escrito, pero me centraré en tres aspectos.
    1) En el título de tu artículo, te sitúas en un plano de “vecina” para darte una pátina de neutralidad, como ajena a Compromis. Pero con el mayor de los respetos que te tengo, tu eres, y has sido de Compromis; incluso ahora trabajas por designación de tu partido en un buen cargo a tiempo y sueldo completo. Estoy seguro que te lo mereces y estas suficientemente preparada, y no tengo ni la más mínima de las reservas, me parece muy bien. Pero tu punto de vista está, al menos, tan contaminado como los nuestros. Ya no eres una sencilla vecina más, no.
    2) Lamento mucho que te apuntes al argumento central de tu equipo de Compromis “Problemas en las urbanizaciones. ¿Qué problemas? La culpa es de Salvador, no hay más problemas”. Eso se llama “matar al mensajero” y es de lo más viejo que existe para tapar realidades cuando no hay argumentos. Relee tus propias líneas y verás que pocas respuestas das a Camí de Paterna y como te centras en atacarme a mí personalmente. Nuestro papel como oposición es la critica aunque no os guste. Y el vuestro es dar explicaciones no hacer oposición a la oposición. Creo que debéis hacer menos ataques personales y más soluciones a los vecinos de Camí de Paterna que son los importantes.
    3) Y en tu artículo, de lo que les interesa a los vecinos ¿qué? ¿para cuándo?
    No quieren un listado de problemas, ya sabemos que es difícil. Quieren soluciones y plazos. Quieren que os comprometáis con ellos. Insisto, relee tus líneas y verás. Yo te considero muy capaz de ver que no has dado respuestas a tus vecinos, nada. Al no entrar en plazos ni en soluciones estás reconociendo que la gestión que habéis llevado en Cami de Paterna ha sido ineficaz. En la legislatura pasada, al menos, los vecinos vieron varias calles asfaltadas, era poco lo admito, y por eso en esta nos pusimos a ello y muy en serio desde el primer minuto y hasta que entendimos que teníamos visiones distintas que explicitas perfectamente en tu historia personal en la que dices: . . . no había servicios, ” . . . . pero bueno, tiene otras cosas que compensan.”
    Esa es la diferencia de fondo con Compromis, aceptáis que como en su día no había servicios, hoy no hay razones para cambiar. Nosotros pensamos que si el pueblo (y el país en general) ha avanzado en 20 ó 30 años en tantos edificios y servicios, los de fuera del casco también deben evolucionar. También nos diferenciamos con vosotros en pensar que es más “obra faraónica” e innecesaria un Parque de Expansión como el que vais a inaugurar con el dinero de todos, que un Centro Cívico donde alojar un Dispensario de Salud. Distintas visiones, sí.
    Es muy bueno que digamos en voz alta nuestros diferentes enfoques de pueblo, claro que sí, y los vecinos que decidan con que fórmula se quedan cuando voten.
    Nosotros nos reiteramos “EN ESTA LEGISLATURA (4 AÑOS) LOS VECINOS DE CAMÍ DE PATERNA NO VERÁN NINGÚN AVANCE EN SU URBANIZACIÓN”.

  2. Por favor, que le den a este hombre un puesto en el Club de la Comedia. Más cachondo y no nace. El mayor embaucador de Bétera, porqué por mucho que le duela, es de BÉTERA. Pero sobretodo, con ese ego desmedido que se gasta, y que le hace ser una parodia de caudillo venido a menos (aunque él crea que sube y sube y sube, como los conejos de Duracell). No deja de asombrarnos.
    Una persona que ha votado en al menos una ocasión para que sus vecinos de Mas Camarena y Torre en Conill pagaran más por los servicios de recogida de basuras, osea, votando en contra de los intereses de sus propios votantes, pero que sigue mostrándose a si mismo como el salvador de sus causas. Ganas de que lleguen las próximas elecciones y este personaje vea como C´s le ha comido toda la tostada en su urbe, y su partido se queda como algo residual, con tendencia a la desaparición. Deseosos de verle caer señor Salvador, porque las mentiras tienen las patas muy cortas, y Ud. no es que sea muy alto.
    PD: Pero por favor, hasta su caída no nos prive de sus textos cansinos, de su retórica desfasada vintage, de sus discursos al más puro estilo Fidel Castro, por la longitud de ellos, y por su nacionalismo patrio hacia su urbanización, pero sobretodo, no deje de contarnos los chistes que nos cuenta. Los almuerzos no serían tan divertidos si no nos da “de comer”.

Deixa un comentari

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Post comment