LAS CAMPANADAS (4t poema de “El Alivio en mis versos”)

El sonar de las campanas anuncia
un alma más que al cielo vuela
dejando a tras la tristeza que duele
cual espinas que tu corazón retuerce.

Aún sentimos la presencia
viva por su ausencia,
viviendo la nostalgia que nos ahoga,
al pensar que nunca más volvería
a ver el amanecer cada día.

No era la vida que se merecía
ya que con él mal se portó
le ahogó entre pena y dolor
sin saber que la bondad le condenaría,
la honradez le condenó,
sintiendo por dentro el ardor
de la presión que al final le mataría.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia