El viento mensajero (8é poema del poemari “El alivio en mis versos”)

Pasan los años día a día,

horas pesadas largas cual vías,

se vive  la sombría en tristes mañanas

sin  la dulce sonrisa brillando cual estrellas.

Aun siento la presencia de aquel

que nos daba alegría, ya que

en el ambiente se respira paz y armonía

y el vivo recuerdo cuando vivía,

se denota su caricia cada día

en mi cara cual viento entrando

por la ventana a la madrugada.

Al oído con su voz me susurra;

no temáis por mí, quiero que bien

estéis y una sonrisa me dediquéis

por mí no sufráis mal no os sintáis

ya que mi presencia a menudo sentiréis.

Sigue adelante en la vida no te demores,

aunque no esté,

sé que tienes presente

mi presencia,

pero no seas preso del dolor

por mi ausencia.

 

Para animarte traigo una hoja de plata,

que trae paz y armonía en días de nostalgia.¨

Palabras que me condenan a la triste

desolación al soñar contigo,

despertares con depresión.

Ya más quiero despertar de ese mundo

en el que contigo puedo hablar

y mi ansiedad poder calmar.

Autor: Miguel Esono i Asensi

 

Imprimir article
Comenta aquesta notícia