Este jueves, 24 de octubre, se han cumplido 79 años de algunos de los fusilamientos que se produjeron en la tapia del cementerio de Llíria durante la Posguerra. Entre los fusilados tal día como hoy, pero de 1939, se encontraban vecinos de Bétera. Hoy, algunos de los familiares de estas víctimas han asistido a las instalaciones del citado campo santo con motivo de la presentación de la nueva asociación de Familiares y Víctimas del Franquismo de las fosas del ‘Cementerio de Llíria’.

Presidida por Sergio García Tudela, familiar de los vecinos de Bétera Federico Carrasco Ricart (abuelo) y José Martínez Berga (tío abuelo), la asociación hace un llamamiento a aquellas personas que tienen algún familiar fusilado en Llíria y quieran sumarse a la agrupación o necesitan información al respeto. Pues, la entidad persigue localizar y exhumar la fosa común, donde se enterraron unas 112 personas fusiladas en la etapa de posguerra española. Aun así, según ha indicado Sergio García, podrían haber más víctimas del que en un principio se sabe. Estas personas fueron asesinadas durante las quince jornadas de fusilamiento que se realizaron en esta zona, entre el 15 de abril del 1939 y el 15 de abril del 1940.

Al acto de presentación han acudido el coordinador del Grupo por la Recuperación de la Memoria Histórica en Valencia Matías Alonso, Miembros de la Comisión de la Memoria Histórica de Llíria, la teniente de alcalde Consuelo Morató, el regidor Francesc Fombuena y el alcalde del Municipio, Manolo Civera. Así mismo, familiares de algunas de las víctimas también han sidoestado presentes. Algunos de ellos han llevado fotografías de sus difuntos. Este ha sido el caso de las familias de los vecinos de Bétera Juan Cotanda Tortajada y José María Aloy García. Del primero han acudido su nieta y sobrina y del último su hijo y su nieta.

Según ha explicado Matías Alonso, “Llíria es el segundo lugar donde más fusilados hay, después de Paterna”.

A lo largo de la jornada, los presentes han visitado la zona donde se sospecha que se encuentra la fosa común de Llíria y, también, la ubicación donde se produjeron los fusilamientos, junto al actual muro exterior del cementerio edetano.

Por su parte, Manolo Civera, ha mostrado la predisposición del consistorio de la población para brindar las herramientas necesarias a la asociación, con el objetivo de “garantizar el derecho de todas las personas a tener un soterramiento con dignidad”.

En este sentido, el Ayuntamiento tiene la intención de construir un monolito en recuerdo de las víctimas, donde puedan figurar los nombres de todos los fusilados y la fecha de su muerte.

Las víctimas de la fosa de Llíria provenían de diferentes localidades de la comarca del Camp de Túria y otras poblaciones de Los Serranos y l’Horta. Sin embargo, también hay contabilizadas personas de otras ciudades españolas:

  • Bétera: 7 persones.
  • Benaguasil: 31 persones.
  • La Pobla de Vallbona: 25 persones.
  • Llíria: 17 persones.
  • Riba-roja de Túria: 10 persones.
  • Vilamarxant: 6 persones.
  • Valencia: 3 persones.
  • Alpuente: 2 persones.
  • Pedralba: 2 persones.
  • Bugarra: 1 persona.
  • Cuenca: 1 persona.
  • Gátova: 1 persona.
  • Higueruelas: 1 persona.
  • Olleria: 1 persona.
  • Múrcia; 1 persona.
  • Paterna: 1 persona.
  • Teruel: 1 persona.
  • Chelva: 1 persona.

Aquellos familiares que deseen ponerse en contacto con la asociación para informarse mejor pueden escribir un correo electrónico a: agrupacion.fosaslliria@gmail.com.

A lo largo de estos días ofreceremos también un vídeo, resumen del acto de presentación de la asociación.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Publicar comentario