La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha empezado un curso para policías locales en Bétera, con el fin de mejorar la formación en detección de consumo de droga a conductores. Así, se pretende contribuir a reducir la siniestralidad a las carreteras, puesto que, según el último balance anual de accidentes presentado por la Dirección General de Tráfico, el factor fundamental del 11% de estos contratiempos lo constituyen las drogas y en un 12% de los casos, el alcohol.

CSIF explica que el curso, inaugurado lunes, consta de 25 horas lectivas y se prolongará hasta el próximo viernes. En la última jornada los agentes realizarán controles a la carretera en los cuales trasladarán a la práctica los conocimientos adquiridos durante el resto de la semana.

El curso se realiza a la central de policía de Bétera, municipio del cual Ayuntamiento colabora en la organización. De hecho, diez agentes de la localidad asisten en las clases. En total participan 35 policías locales de diferentes poblaciones de la comarca del Camp de Túria. Este curso de habilitación en detección de droga está homologado por el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (Ivaspe). El objetivo consiste a mejorar la formación para evitar accidentes y reducir la siniestralidad viaria.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Publicar comentario