La Consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ha concedido 1,5 millones de euros a 254 municipios para la elaboración de nuevos planes locales de prevención de incendios forestales o para la revisión de los ya aprobados. Entre las concesiones se encuentra la de Bétera, de 5.537 ’19 euros.

La relación de localidades se puede consultar en la resolución de concesión de estas ayudas, publicada en el Diario Oficial de la Generalitat Valenciana en el siguiente enlace: consultar aquí.

Este apoyo de la consellería a los ayuntamientos, que son los destinatarios de las subvenciones, refuerza la colaboración entre ambas administraciones, en este caso con las localidades con superficie forestal, a los que la legislación marca la obligación de disponer de un documento que recoja la actuación ante un incendio forestal en el mismo término municipal.

Dada la relevancia de la planificación en el ámbito local para la prevención de incendios, es relevante que las corporaciones locales sepan de qué recursos dispongan y qué prioridades seguir para defender el territorio ante un incendio forestal. Resultan, así mismo, de utilidad a la hora de planificar los riesgos a los cuales están sometidos determinados núcleos poblacionales como las urbanizaciones de la interfaz urbano-forestal.

Dentro del Programa de Desarrollo Rural 2014/2020, estas subvenciones cubrirán el 80% de la inversión realizada por los ayuntamientos para la redacción de el PLPIF y una vez aprobados su validez se prolongará hasta el año 2020.

Un plan local de prevención de incendios forestales desarrolla las medidas y acciones de los planes de prevención de incendios forestales de demarcación y tiene como objetivo minimizar el número de estos sucesos y el mal ocasionado.

Para facilitar la elaboración de sus propios planes a los ayuntamientos, el Consejo estableció el pasado mes de noviembre una serie de normas técnicas para la redacción de los planes locales de prevención de incendios forestales.

Estas indicaciones tienen como objetivo contribuir a dotar de homogeneidad a los planes locales que elaboran las localidades que tienen suelo catalogado como forestal en su término municipal y facilitan su interpretación en las consultas y usos que realizan los entes extramunicipales.

Esta medida se hace también recomendable por la implantación de la administración electrónica y la necesidad de incorporar la cartografía digital generada por los planes a la base cartográfica de la Generalitat.

La prevención de incendios actual tiene que orientarse a la prevención de las causas que generan los focos, así como a la creación de oportunidades de control y la creación de estructuras a escala de paisaje que generan fuegos de menor intensidad o, al menos, dentro de la capacidad de extinción en parte de su recorrido.

En este sentido, como novedad, se crea la figura del plan reducido de incendios forestales (PLRIF), para aquellos municipios en que la presencia de terreno forestal sea escasa o dispersa, que establece un formato simplificado.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Publicar comentario