Este pasado miércoles por la tarde, la calle Goya se convirtió en un auténtico lugar tétrico y misterioso. El último tramo de esta vía se impregnó del verdadero espíritu de Halloween por a acoger una fiesta ya ineludible en esta fecha para el pueblo de Bétera.

Muchos vecinos y vecinas del municipio pudieron disfrutar de la noche de los muertos vivientes en esta vía. Grandes y pequeños se acercan, desde hace años, a esta calle para celebrar el citado acontecimiento de una manera especial. Los residentes de la calle Goya invitan a todo el pueblo en esta fiesta. Por a la ocasión decoran terroríficamente la vía pública. Además, el tramo donde se celebra se talla durante unas horas para mantener la seguridad en todo momento. Así, ni la lluvia impidió que un centenar de familias y amigos acudieron ayer hasta Goya, donde la música tampoco faltó. Algunos vecinos, vecinas y entidades también colaboraron llevando golosinas.

El origen de esta fiesta se remonta cuando Juan Ramón Bolaños, vecino de la localidad, decidió decorar su fachada con la temática propia de Halloween y resultó todo un éxito. A partir de aquí se empezó a hacer más cosas año detrás año.

A continuación, adjuntamos una fotogalería:

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Publicar comentario