El próximo viernes, 9 de noviembre, tendrá lugar la inauguración de la nueva exposición de Mandalas de Alícia Badenes. La inauguración será a las 19.30 horas en el Antiguo Ayuntamiento de Bétera (C/ Mayor, 12).

La muestra permanecerá a estas instalaciones hasta el viernes 23 de noviembre, con horario de visitas de lunes a viernes de 18.00 a 20.00 horas.

Esta exposición está enfocada en el mundo espiritual de los mandalas, siendo una forma de conseguir sensaciones mediante la visualización de estas y un centro energético de equilibrio y purificación que puede llegar a transformar el entorno y la mente.

Los mandalas son representaciones simbólicas espirituales y rituales del macrocosmo y el microcosmo, utilizadas en el budismo y el hinduismo.

Estructuralmente, el espacio sagrado (el centro del universo y apoyo de concentración) es representado como un círculo inscrito dentro de una forma cuadrangular. En la práctica, los yantras hinduistas son lineales, mientras que los mandalas budistas son bastante figurativos. A partir de los ejes cardinales se suelen sectorizar las partes o regiones internas del círculo-mandala.

Por otro lado, otras culturas poseen configuraciones mandalicas o mandaloides, a menudo con intención espiritual: la mandorla (almendra) del arte cristiano medieval, ciertos laberintos en el pavimento de las iglesias góticas, los rosetones de vitral en las mismas iglesias, las chacanas del mundo andino, los diagramas de los pueblos indios, etc.

Es muy probable que esta universalidad de las figuras mandalicas se deba de al hecho que las formas concéntricas sugieren una idea de perfección (de equidistancia respecto a un centro) y que el perímetro del círculo evoque el eterno retorno de los ciclos de la naturaleza.

Al mismo tiempo,a los rituales mágicos es frecuente la separación de un espacio sacro respecto de un profano.

Esta universalidad de los mandalas hizo que el psiquiatra Carl Gustav Jung consideraque los privilegiara como expresiones probables del inconsciente colectivo. Para Jung, el centro del mandala figura al si-mismo, que el sujeto intenta conseguir perfeccionar en el proceso de individualización.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Publicar comentario