Bétera ha instalado tres nuevos desfibriladores. La finalidad era incrementar los espacios cardioprotegidos en los puntos más concurridos y sensibles de la localidad.

Los nuevos desfibriladores han sido instalados a la Piscina Cubierta Municipal, el Hogar del Jubilado y el Ayuntamiento de Bétera, situado en la calle Gascón Sirera.

“Se han elegido aquellos puntos que creemos son más vulnerables como lo es una instalación deportiva como la piscina cubierta, el hogar del jubilado y el edificio municipal de Gascón Sirera para ser lo más céntrico y concurrido de todos, pero el objetivo es adquirir tres más el año que para cubrir todas las necesidades del municipio”, ha explicado la alcaldesa de Bétera y regidora de Sanidad, Cristina Alemany (Compromís).

“La muerte repentina es un problema de salud pública que puede afectar cualquier persona, por eso creemos que es necesario tomar medidas de prevención como la instalación de espacios cardioprotegidos. Los desfibriladores, junto con la formación del personal, pueden salvar la vida de un vecino o vecina en cualquier momento”, explica la alcaldesa de Bétera.

Los desfibriladores han sido adquiridos a la empresa Yo Te Salvo Health Solutions por un coste de 7.623 euros y además también se ha comprado un nuevo ressuscitador para la piscina descubierta del Polideportivo Municipal.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Publicar comentario