Al inicio de la legislatura pasada (año 2011) Mas Camarena tenía mucho por andar en cuanto a las relaciones con el Ayuntamiento de Bétera. Podemos clasificarlos en tres áreas estratégicas:

  1. Hacernos visibles de cara al pueblo. Denunciar los altos déficits de atención del Ayuntamiento hacia nosotros y explicar nuestras reivindicaciones. Se trataba de darnos a conocer realmente.
  2. Que el Ayuntamiento se hiciese cargo de los servicios que no nos prestaba como a cualquier otro vecino del pueblo, y que volvíamos a pagar por segunda vez directamente a la Asociación de Vecinos que era quien realmente los hacía. Lo pagábamos dos veces durante más de 20 años. Eran cuatro servicios:
    1. Limpieza de calles.
    2. Mantenimiento de Jardines
    3. Mantenimiento de Alcantarillado y
    4. Recogida de basura.
  3. Tener Inversiones e infraestructuras que permitan desarrollar otros servicios:
    1. Colegio
    2. Centro de Salud
    3. Centro cultural, cívico, biblioteca, etc.
    4. Instalaciones deportivas.
    5. Inversiones en mejoras para inundaciones, asfaltados, etc.

El balance de los avances es muy modesto y lento, pero algo es. Hay que subrayar que siempre por insistencia nuestra, nunca por iniciativa del propio Ayuntamiento. Veámoslo:

El punto primero, hacernos visibles, está sobradamente conseguido. Se nos conoce y pronto veremos cómo todos los partidos para las próximas elecciones, incluirán parte de nuestras reivindicaciones como propias. Y nosotros nos congratulamos de que así sea.

Sobre el punto dos, de los servicios, de los cuatro enumerados, en la legislatura pasada conseguimos dos: Limpieza de Calles y Jardinería. El partido determinante en esa legislatura era el PP, y nos propuso un plan razonable de asumir esos dos de los cuatro servicios, y los otros dos esperar a la siguiente legislatura. El Partido Mas Camarena que es pactista al 100%, y no es radical aceptó esta solución progresiva en dos legislaturas. Por eso, la Basura y el mantenimiento del Alcantarillado quedó para esta. Así, y cumpliendo nuestros compromisos, hemos esperado 4 años a la llegada de estos dos servicios, porque el PP sí cumplió con la palabra dada. Y nosotros esperamos pacientemente.

Tengo que decir que es un ejemplo de cómo se pueden hacer bien las cosas. Se pactó, todos cedimos algo y todos cumplimos. Pero lo más importante es que con este tipo de acuerdos no se dividía al municipio, sino que se integraba el pueblo y Mas Camarena.

Los otros dos servicios alcantarillado y basuras los hemos conseguido en esta legislatura pero ya no se han enmarcado en un pacto sino en confrontación. Y eso que nosotros somos los mismos, pero el equipo de gobierno no es el mismo, y su talante tampoco. Nosotros creemos que el actual Equipo de Gobierno no cumplió lo que firmó. Hemos obtenidos los servicios insistiendo y bajo tensiones. De este modo la integración entre todos los vecinos del municipio ha sufrido un retroceso, hasta el punto de no querer que nos gobernasen y pedir hacerlo por nosotros mismos. Este es el peor efecto colateral: cuando se nos trata con evidente injusticia distributiva, se nos empuja a la separación.

Ahora ya tenemos normalizados los servicios mínimos que pagábamos dobles. Fíjense que triunfo más sin sustancia: tener lo que tenían todos los vecinos desde siempre. ¿Quien dice que pedimos la Luna?

Quedaba que la recogida de basura se hiciese igual que en el pueblo siete días a la semana, y no un día menos, ya que pagamos lo mismo. Los que somos pactistas, pacientes y leales sabemos respetar un pacto si el otro también cumple. Nos conformamos en la pasada legislatura sólo con los dos servicios acordados y aceptamos esperar una legislatura más para poder tener la basura y el alcantarillado normalizados. Y hemos cumplido.

Por fin, con nuestra Moción de la basura en el pasado pleno del 5 de noviembre se ha normalizado la recogida de basuras en todo el municipio. Enhorabuena a todos los vecinos: los de las urbanizaciones y los del centro del pueblo; esto nos acerca e integra. ¡Tarea conseguida! Con sudor y lagrimas pero conseguida.

Y el Partido Mas Camarena se congratula de que nuestra paciencia y lealtad finalmente se vea satisfecha.

Pero aún queda mucho por hacer; todo el área estratégica 3 señalada en el inicio de estas líneas queda por desarrollar, y tiene mucho contenido.

Seguiremos pacientes, pertinaces, moderados, insistentes, pactistas y colaboradores. Y esperamos por el bien de todos y por la integración de todo el municipio, que las próximas elecciones nos deparen un escenario en el Ayuntamiento en que el debate, la negociación, la equidad distributiva y la palabra dada sea lo que prevalezca. Eso acercará a todos los vecinos a un proyecto común que deseamos poder compartir desde la igualdad de trato.

Salvador Beltrán

Presidente Partido Mas Camarena.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

He llegit i accepte la política de privacitat i lavís legal

Publicar comentario