Alrededor de las 19.00 horas de este sábado, 01 de diciembre, la sala principal del auditorio de la Casa de Cultura de Bétera estaba llena de vecinas y vecinos del municipio que asistían a la XI Mostra de la Asociación Cultural L’Aljama de Bétera. Posteriormente, empezaría a llenarse la planta superior. Y es que esta muestra se ha convertido ya en una cita ineludible para la población. Entre los asistentes, se encontraban un buen número de autoridades políticas y representantes de otras asociaciones, entre otros. Así, la alcaldesa de la localidad, Cristina Alemany también ofrecía unas palabras de bienvenida y agradecimiento.

Este año, como novedad, se llevaba a los escenarios el ‘Ball de Torrent’. Se trataba de un espectáculo actual, antiguo y futurista donde la entidad ha trabajado intensamente a lo largo de los últimos dos años bajo la dirección de Pep Ricart, con el asesoramiento etnográfico e histórico de Raül Sanchis, con versos de Raquel Ricart y Albert Dasí, con la dirección coreográfica de Inma Lopez y en la dirección musical de Toni Gimeno con la colaboración de Pau Puig, y con el diseño de iluminación de Sevi Asensi.

Tal como se explicaba, antes de que empezara el espectáculo, esta representación estaba inspirada en las moixigangues que con el nombre de Ball de Torrent se han escenificado durante más de trescientos años en las tierras valencianas, revisitada desde la modernidad y la posteridad. Así, la localización de la acción teatral se situaba en la Bétera del año 3022 con motivo de la visita de los reyes que iban a inaugurar el tan esperado Museo del Castell. La alcaldesa, la diablesa, el rector, el barbero, los bailarines, los trabajadores de los gremios, el escribano o el alguacil eran algunos de los personajes que ayer divertían y hacían reír a los allí presentes.

Más de 46 personas, entre músicos y bailarines, se subían al escenario para representar esta pieza de teatro burlesco de corte popular llena de crítica, sátira, exageraciones, burlas y mofas excesivas. Los bailarines de L’Aljama se convertían en actores, puesto que es la primera vez que además de bailar tenían texto también. En este sentido, también hay que destacar las máscaras, creadas por los mismos intérpretes, convirtiéndose en un elemento esencial del espectáculo.

Por otro lado, este año, el cartel de la Mostra ha sido diseñado por Benja Carreres, siendo además la proyección de fondo que se lució durante toda la representación.

En cada edición de la Mostra, L‘Aljama destina el dinero de la recaudación de las entradas a un trabajo social o a una ONG. En esta edición, la asociación ha continuado trabajando con la Fundación Vicente Ferrer. El dinero recaudado ayer por la tarde (4 euros adultos y 2 euros niños) irán destinados a uno de los proyectos que la Fundación trabaja en Anantapur.

A continuación, ofrecemos una fotogalería con las imágenes más destacadas de la jornada:

 

 

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.