En el marco del plan de actuaciones para la prevención de robos en viviendas y establecimientos comerciales, la Guardia Civil dentro de los servicios establecidos de forma permanente, ha procedido contra 10 personas en dos operaciones diferentes.

En este sentido, la Guardia Civil de Bétera inició la operación “SPYGLASS” con objeto de poder identificar y detener al autor o autores de hechos delictivos relacionados con robos en diferentes municipios de Valencia y Castelló. Este operativo consiguió esclarecer varios hechos y proceder contra los presuntos autores.

Con esta operación se detuvo seis personas e investigar una séptima, dos mujeres y cinco hombres, de nacionalidad española y de edades comprendidas entre los 18 y 21 años, y uno de los detenidos menor de edad. A estas personas se los atribuyen los delitos de robo con fuerza, amenazas, coacciones, lesiones y pertenencia a organización criminal.

Los robos eran cometidos principalmente por la noche y mediante el corte de la valla perimetral accedían hasta las viviendas. Después, forzando la puerta de entrada o las rejas de las ventanas se introducían en su interior y sustraían los efectos de valor. También en los establecimientos forzaban las maquinas existentes.

Los agentes hasta el momento han conseguido resolver más de 40 robos ocurridos en localidades de Valencia y Castelló. En el registro realizado por los agentes se confiscaron gran cantidad de objetos de origen ilícito como ordenadores portátiles, televisiones, teléfonos móviles, electrodomésticos, una pistola de aire comprimido y 12 cartuchos del calibre 22, entre otros.

Por otro lado la Guardia Civil de Chelva y Llíria en el marco de la operación “*GALLINICA” procedió a la detención de 3 personas por delitos de robo con fuerza y contra la salud pública.

Los detenidos disponían de locales para el cultivo y secador de planta de cannabis, para posteriormente presuntamente vender estas sustancias en las localidades de Llíria, *Tuejar y Chelva.

Además dos de estas personas, presuntamente perpetraban robos con fuerza en viviendas, aprovechando la ausencia de los propietarios, mediante forzamiento de puertas y ventanas del domicilio.

La fase de explotación de este operativo culminó con la detención de estas personas de edades comprendidas entre los 23 y 48 años de edad de nacionalidad española, por los delitos de robo con fuerza y contra la salud pública.

En los registros realizados se ha podido recuperar diferentes objetos como televisiones, aperos y joyas por valor de 1.000 euros e intervenir 49 plantas de marihuana y 1 kilo de esta droga seca. Las diligencias han pasado a disposición del Juzgado de primera instancia número 4 de Llíria.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.