“Durante su vigencia, los españoles hemos tenido/tenemos la mayor época de democracia en la historia de España.

Una Constitución que no son “las tablas de la ley” y que hay que ir modificando y adaptarla a su tiempo y en los cambios de generaciones.

Una Constitución a la que hay que mirar con los ojos de su tiempo.
Una Constitución que sustituía a las “Leyes Fundamentales del Reino” de la dictadura Franquista.
Una Constitución que se redactó, para que cupiera toda la gamma amplia de demócratas, cediendo todos un poco en su contenido y mirando de consolidar la Democracia.
Despreciar la Constitución del 1978, es despreciar a toda una generación que salía de una etapa oscura, de una dictadura.
Una Constitución que se votó en referéndum, por una generación, el 6 de diciembre de 1978.”

Per: Joan Francesc Coscollar.
Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.