Hacia las 16.30 horas de ayer sábado, 5 de enero, la explanada del recinto de la Alameda de Bétera (avenida escultor Ramón Inglés) acogía la llegada de Reyes Magos de Oriente. Un buen centenar de niñas y niños, acompañados de madres, padres, yayos y/o familiares se congregaban en este emplazamiento para hacer realidad uno de los momentos más esperados y poder saludar en primera persona a sus Majestades. El pasacalle estuvo, en todo momento, encabezada por la Pandilla de Dulzaina y Tabal ‘Xe que burrà’ que llenaban de música tradicional las calles principales del municipio. Estos eran seguidos por varias figuras fantásticas de los cuentos más tradicionales, entre otros, y posteriormente por las carrozas de las comisiones falleras de la localidad. Las Falleras Mayores del municipio y las falleras mayores de las distintas

comisiones falleras iban en sus carrozas, llenando de alegría por donde pasavan. La fantasía también eran la temática protagonista de sus disfraces.

Por otro lado, las Obreras de 2019 (Pau, Mireia, Davinia y Mª Carmen) tampoco podían faltar a esta cita, disfrazadas a tono con la temática de esta cabalgata. Estas, iban acompañadas de las Obreras de 2018. Los Mayorales de 2019 también iban disfrazados de varios personajes de circo (payasos, forzudos, tigres, domadores…), centrando un poco la temática de este año.

Detrás, Melchor, Gaspar y Baltasar desfilaban con calesa junto sus ayudantes. Así, copaban la atención de los más pequeños que se acercaban a ellos para hacerse una foto de recuerdo y hacer entrega de las cartas de regalos.

Finalmente, para cerrar la cabalgata, iban las autoridades municipales encabezadas por la alcaldesa Cristina Alemany y acompañadas de la Banda de Música del Centro Artístico Musical de Bétera (*AMB).

Durante el trayecto se repartieron caramelos y juguetes. El *confeti tampoco faltó en este pasacalle.

El recorrido se efectuaba por algunas vías principales como la calle de Les Alfàbegues, el Colón, Calvario, La Glorieta, Marqués de Dos Aguas y Avenida Constitución. Después de hacer una parada ante la Iglesia de la Virgen de los Desamparados y besar los pies del Jesusito, la marcha continuaba hasta la Casa de Cultura dónde, para finalizar la jornada, Reyes Magos se despedían de los pequeños con una última fotografía y muestras de aprecio.

Pues, después de esta primera toma de contacto los Reyes más mágicos todavía tenían toda una noche delante, repartiendo juguetes y regalos a las casas de Bétera y todos los municipios del país.

 

Muy pronto adjuntaremos un video, haciendo un breve resumen de esta cabalgata. En este repaso audiovisual se pretende captar los momentos más mágicos de este jornada donde los principales protagonistas fueron Reyes Magos y los niños y niñas de Bétera.

 

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.