La Consellería de Igualdad y Políticas Inclusivas ha activado una campaña contra el frío. Esta incluye recomendaciones para atender personas sin hogar. La finalidad es proporcionarlos una cobertura integral ante la bajada de las temperaturas que está previsto que se produzca a partir de este jueves en la Comunidad Valenciana, y que es posible que se agudice en los próximos días.

El protocolo, elaborado desde la Dirección General de Inclusión Social en colaboración con la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, ya se ha remitido a los ayuntamientos y a las entidades del tercer sector que gestionan los albergues, como competentes en la materia, informándolos de este protocolo y solicitante su colaboración, para cuando las bajas temperaturas lo hicieron necesario.

Según ha explicado la directora general de Inclusión Social, Inma Carda, la finalidad es “trabajar juntos” para proporcionar una atención integral en aquellas personas que, por circunstancias diversas, no acceden a los recursos estables que hay disponibles para este colectivo y que “ninguna persona sin techo de la Comunidad Valenciana se quede sin recibir la atención necesaria”.
Este protocolo será aplicable hasta el próximo 30 de marzo, con la posibilidad de ampliarlo en el supuesto de que persistan las bajas temperaturas.

El documento recoge una serie de recomendaciones, como que se constituya en cada ayuntamiento un dispositivo de recogida, atención e información a las personas sin techo.

Este equipo “será el responsable de controlar si alguna persona sin techo está durmiendo en la calle y comprobar si sigue aquí porque no se le ha informado de los recursos municipales o de entidades que cuentan con recursos para poder acogerlos por la noche”, ha explicado Carda.

La directora general ha indicado que, al margen de estas infraestructuras, los días de especial frío se enviará una carta desde la Vicepresidencia a todos los municipios porque habilitan lugares que puedan utilizarse como “albergues de baja exigencia o, simplemente, como lugar habitacional”.

En este sentido, se propone que estos lugares puedan ser pensiones, albergues, pabellones deportivos, colegios, centros de día, comedores, bocas de metro, estaciones de autobuses o cualquier centro que el municipio tenga.

Así mismo, en los días de mucho de frío la Conselleria de Igualdad recomienda que estén abiertos los comedores, especialmente si llueve, y también sugiere la posibilidad de instalar lavadoras y secadoras en todos los recursos “porque las personas sin techo no pueden lavarse durante mucho de tiempo la ropa y en esta época suele estar bañada”, ha subrayado Carda.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.