(EFE) El Ayuntamiento de Alboraya ha lanzado una campaña dedicada a la eliminación de orines de perro con la que regalarán una botella con agua y vinagre para disolver estos residuos y mitigar su efecto, según han informado fuentes municipales.

Las botellas podrán recogerse en las oficinas AMIC y desde el consistorio han recomendado pasear al can por el lado de la calzada y educarlo para que orine en los pipicanes y alcantarillas.

“La orina de las mascotas es corrosiva y provoca molestias a los vecinos y vecinas, y desperfectos en el mobiliario urbano y las fachadas del municipio”, han recordado desde el Ayuntamiento.

Por último, en el comunicado se recuerda a los propietarios que deben inscribir sus canes en el Censo Municipal de Animales, y que además, la recogida de excrementos es obligatoria.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia