Un buen número de sanitarios de diferentes municipios y ciudades de varias comunidades autónomas españolas están organizando concentraciones para exigir una sanidad digna y con más recursos, un hecho que se ha hecho más notorio después de los últimos brotes de gripes donde los centros de Salud se están viendo desbordados.

En este sentido, los médicos valencianos de atención primaria han parado este miércoles 10 minutos, a las 12.00 horas y también lo harán a las 18.00 horas. Este también ha sido el caso del Centro de Salud de Bétera. Los trabajadores sanitarios reclaman más tiempo de atención para los pacientes y exigen más personal para garantizar un servicio de calidad y digno.

Los médicos reclaman un máximo de 21 pacientes citados al día y que a un paciente se le puedan dedicar al menos 12 minutos para poder atenderlo, explorarlo y realizar un diagnóstico.

Ente muchos casos también exigen que las urgencias empiecen a las ocho de la mañana para evitar la acumulación de pacientes en la atención primaria y que se habiliten conductores para las visitas domiciliarias que ahora se realicen en vehículos propios de los facultativos o con taxis.

Hay que mencionar que tres médicos de Castilla y León han renunciado en sus plazas en propiedad como médicos para denunciar que el que se hace ahora no es medicina.

Por otro lado, los médicos valencianos están recogiendo firmas para exigir a la Consellería de Sanidad Universal un decálogo de medidas de cumplimiento necesario. Sanidad dice que los presentará un plan especial para la atención primaria antes del mes de febrero. Los médicos denuncian que hay un déficit clarísimo de especialistas de pediatría y médicos de familia para cubrir la asistencia necesaria. Precisamente en Bétera, hace unos meses una vecina de la localidad, hacía una petición a change.org, pidiendo que haya un servicio de pediatra de urgencias durante 24 horas en el Centro de Salud de Bétera, dirigida a la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública de la Generalitat Valenciana.
Otra de las reivindicaciones de los médicos de la Comunidad Valenciana es que el número de pacientes por facultativo se sitúe entre 1.300 y 1.500 y no entre 1.800 y 2.500 como por ejemplo.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.