(EFE) Alrededor de un millar de personas, la mayoría mujeres, se concentraron ayer por la tarde en la plaza del Ayuntamiento de Valencia para exigir “que no se negocie con sus derechos, como ha pretendido el partido Vox en la negociación con el PP para desplazar al PSOE de la presidencia de la Junta de *Andalucía”.

Al ritmo de batucada, las mujeres, convocadas por el movimiento feminista, han exhibido pancartas con lemas como “Ni un paso atrás. Vamos por todas”, “contra todas las violencias machistas” y “nuestros derechos no se negocian”.

En la concentración, a la cual se han sumado personas de todas las edades, familias con niños y colectivos como los yayo-flautas, se han exhibido banderas de Andalucía, feministas y con el arco-iris del movimiento de gay, lesbianas y transexuales.

Angela Escribano, portavoz de la Coordinadora Feminista, ha afirmado que no consentirán “que nos roban ninguno de nuestros derechos ahora que la extrema derecha tiene un altavoz en Andalucía”.

“Hay gente que se atreve a dudar de una ley integral contra la violencia de género que ha sido aprobada por mayoría absoluta y que ha sido apoyada por el Tribunal Constitucional”, ha subrayado.

En referencia en el programa electoral de **Vox, Escribano lo ha calificado de “provocación” y ha manifestado que su discurso pretende difundir el mensaje que “la violencia de género no es una violencia estructural”.

María José **Villegas, presidenta de la Asociación de la Da “*Antígona”, ha indicado que no permitirán “volver a una época en la cual las mujeres estábamos tutorizadas por los hombres” ni que “una fuerza de extrema derecha nos quito los derechos” conquistados después de décadas de lucha feminista.

“Parece que las mujeres seamos cuerpos que se pueden tomar cuando un vuelo o que tan solo sirvan para la maternidad”, ha denunciado Villegas.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.