(EFE) El pleno del Consell ha aprobado este viernes el estatuto de la Agència Tributària Valenciana. Este estatuto culminará la creación de este organismo, aún sin fecha de inicio, y sentará la base de la modernización de la administración tributaria de la Generalitat, que tendrá sus propios medios informáticos.

Así lo ha anunciado la vicepresidenta y portavoz del Consell, Mónica Oltra, en la rueda de prensa posterior al pleno, quien ha destacado que la nueva agencia permitirá la Generalitat mejorar la ayuda y asistencia al contribuyente, asumir su propia recaudación ejecutiva y “ser más operativos en la prevención y lucha contra el fraude fiscal”.

El objetivo es que pueda alcanzar la autonomía e independencia funcionales que le permitan asumir funciones tributarias hasta ahora delegadas en otras Administraciones o colaboradores tributarios y que, por el momento, no era posible realizar de forma directa por parte de la Generalitat.

Oltra ha señalado que es “muy aventurado” avanzar una fecha sobre cuándo podría estar en marcha este organismo, por la situación “precaria” de la Administración que “alarga muchas veces los procesos”, pero ha afirmado que el objetivo es que “esté lo antes que pueda estar”.

La aprobación de este estatuto, ha explicado la vicepresidenta, era uno de los objetivos que se marcó el Consell en el pasado “Seminari de Govern”, celebrado en enero de 2018, y figuraba además en el punto 5 del Pacte del Botànic.

El nuevo estatuto, ha señalado, potencia los departamentos estructurales de la futura Agència Tributària Valenciana, en particular los de informática y asuntos generales y presupuestarios, para dotarlos de recursos humanos con una adecuada especialización profesional.

La finalidad es que progresivamente pueda asumirse, de forma directa, la realización de la totalidad de funciones que conforman la aplicación de los tributos cedidos y propios, según Oltra.

La creación del departamento de informática es una exigencia para garantizar que la ATV pueda llevar la aplicación de los tributos en régimen de descentralización funcional y tener una administración tributaria “más moderna, eficiente y eficaz”, tanto en la atención al contribuyente, que podrá presentar sus autoliquidaciones de forma telemática, como para detectar el fraude fiscal.
Asimismo, se reforzará el departamento de recaudación con el objetivo de asumir la recaudación ejecutiva propia, actualmente encomendada a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

Podrá también asumirse la recaudación ejecutiva de los entes municipales de la Comunitat Valenciana que quieran suscribir convenios con la Agencia, y se reforzará la inspección para aumentar esa lucha contra el fraude fiscal.

El estatuto también crea el equipo de Comunicación y Relaciones Institucionales, encargado de las relaciones ordinarias de la Agencia con el Ministerio de Hacienda, con la AEAT o con otras administraciones autonómicas, diputaciones o ayuntamientos.

Asimismo, este equipo será el interlocutor con el Jurat Econòmic administratiu, el TEAR (Tribunales Económico-Administrativo Regional de la Comunidad Valenciana), el TEAC (Tribunal Económico Administrativo Central) y los tribunales de justicia.

En cuanto a los órganos rectores, son: la Presidencia, que se ejercerá por el titular de la conselleria con competencias en materia de hacienda; el Consejo Rector y la Dirección General, que recaerá, hasta que no se nombre un nuevo responsable, en el titular de la Dirección General de Tributos.

El estatuto establece una reorganización de la gestión tributaria, creando unidades administrativas especializadas, lo que permitirá un aumento de la eficiencia y un aprovechamiento de las economías de escala, ha indicado la vicepresidenta.

Dependiendo directamente de la Dirección General, habrá además un Servicio de Régimen Jurídico que se encarga de la coordinar los asuntos que deban ser remitidos y analizados por la Abogacía General, realizar estudios y propuestas sobre modificación de la normativa vigente y tramitación de convenios de colaboración, entre otros.
La agencia, ha concluido Oltra, se estructurará en una subdirección general de la que dependerán cinco departamentos: Gestión Tributaria, Inspección Tributaria, Recaudación, Informática y Valoración.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.