El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado que el puerto de València generará, en los próximos años, una inversión de más de 2.000 millones de euros. Esto significaría la creación de miles de puestos de trabajo y actuaría de potente motor de creación de empleo, riqueza y bienestar para toda la Comunitat Valenciana.

Así lo ha afirmado después de la reunión que ha mantenido este miércoles en el Palau de la Generalitat con el presidente de la Autoridad Portuaria de València, Aurelio Martínez.

El president ha defendido que el puerto de València es “un factor de atracción determinante” para que áreas y municipios próximos a València o Sagunto se conviertan “en sedes logísticas para España, para Europa o para el Mediterráneo”.

“El futuro del puerto está en su conexión con Sagunto”, ha considerado el president, que ha señalado como “la solución” para conectar ambos puertos la construcción de un túnel subterráneo en el subsuelo marítimo, de tal modo que evite problemas en el ámbito urbano y la huerta.

Por ello, ha anunciado que la Generalitat, el Ministerio de Fomento y el Puerto de València firmarán un protocolo para desarrollar este túnel, que financiarán el Ministerio y la Autoridad Portuaria.

Por otra parte, el president ha agradecido al presidente de Portvalencia que haya aceptado la petición que la patronal cerámica, Ascer, le hizo llegar por mediación de la Generalitat de ser “invitada permanente” en el consejo de administración de la Autoridad Portuaria.  A partir de ahora, por tanto, Ascer, que, ha afirmado Puig, “representa a un sector fundamental para la economía valenciana”, tendrá voz en el órgano de gestión del puerto.

Plan de puertos secos
En la reunión se ha abordado también el plan de puertos secos, ha explicado el president, que ha anunciado que se está estudiando la construcción de una nueva plataforma de ese tipo en la Vega Baja, además de la posibilidad de nuevas construcciones en Murcia, Andalucía, Aragón, que se suman a la ya aprobada en Madrid.

Se trata de un proyecto que ha considerado “absolutamente ligado” a la construcción de la plataforma intermodal de Fuente de San Luis, una actuación en la que trabajan la APV, Adif y la Generalitat. En este sentido, ha adelantado que, en las próximas semanas, las partes implicadas mantendrán una reunión en la que se firmará el acuerdo al que se ha llegado respecto a esta infraestructura.

Además, el president ha anunciado que el 8 de mayo se abrirán las plicas para la licitación de la ampliación de la nueva terminal norte del puerto, y ha asegurado que hay “empresas que ya están trabajando en las ofertas”. En total, ha señalado, la inversión prevista será de 1.200 millones de euros.

En cuanto a la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), ha anunciado que en febrero se licitarán las parcelas que, en abril, ha calculado, estarán adjudicadas, ya que “la demanda es muy grande respecto a la oferta”.

En la licitación, ha asegurado, se tendrán en cuenta no solo razones económicas, sino también cláusulas sociales y “la defensa de iniciativas que ayuden a Natzaret y Poblats Marítims, sobre todo a combatir el desempleo”.

Parc Sagunt II
Otro de los asuntos que se ha tratado en la reunión, según ha detallado el president, ha sido el proyecto de Parc Sagunt II, al que se ha referido como la continuación de “la historia de éxito” que significó Parc Sagunt I.

Además, ha considerado “decisiva” la noticia de la venta a una multinacional de la parcela de la Autoridad Portuaria de València, ya que, ha explicado, los 31 millones de euros obtenidos de la venta se reinvertirán “para avanzar al máximo el desarrollo de Parc Sagunt II”.

Acciones medioambientales

El president y el presidente de la Autoridad Portuaria han detallado también una serie de actuaciones que el puerto ha iniciado para reducir el impacto ambiental de su actividad, como la puesta en marcha, próximamente, de las dos primeras máquinas de manipulación de contenedores impulsadas por células de hidrógeno, así como una central de generación de este tipo de células energéticas.

También está previsto, han anunciado, que el puerto cuente con una nueva subestación eléctrica, que duplicará la potencia disponible y permitirá que los cruceros que atraquen en el puerto puedan apagar los motores auxiliares y funcionar durante la parada en València con energía eléctrica, con lo que se reducirán a cero las emisiones y las molestias.

Asimismo, la Autoridad Portuaria ha comenzado a diseñar la que será nueva área de pasajeros (para destinos internacionales, Baleares y cruceros), una vez recuperada la concesión de la antigua Unión Naval de Levante, todo ello, respetando el valor patrimonial y cultural de los antiguos astilleros.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.