Madre de dos niños, uno de ellos adolescente, es trabajadora y responsable. Auxiliar de clínica y también camarera, combina estos dos trabajos con la función de primera Obrera Casada de 2019. Hablamos de Davinia Calero y Escartí, una mujer reservada y tímida que cuando la conoces enseguida voces que tiene muchas cosas a ofrecer. Así lo ha comprobado el equipo de Betera.com, el cual ha estado en ella para conocer de primera mano todos los detalles de cara a la Cena de Gala de Sant Valentín.

Podríamos decir que de las cuatro Obreras, ella es quienes menos se esperaba que iba a ser elegida. No obstante, segundos nos cuenta ella misma, Mª José tenía claro desde junio que iba a sacarla como su Obrera sucesora. De hecho, los padres de Davinia y su marido ya eras sabedores de esta decisión. Ella era la única que se enteró el mismo 22 de agosto. Tal como nos cuenta, había quedado con unas amigas para almorzar y estaban en su casa cuando de repente llegaron las Obreras y Matorales de 2018, acompañados de vecinos y vecinas del municipio y la charanga. El que más le preocupaba en aquel momento era asegurarse de que tenía la aprobación de su madre, puesto que hay que tener en cuenta que esta no vive en Bétera. Después de estar segura que contaba con el apoyo de sus padres, motivada por la ilusión de su marido e hijos, dio su sí. De este modo, se convertía en la primera Obrera Casada. Una joven obrera casada que está cumpliendo muy bien su función, nos afirman las otras tres Obreras. Como curiosidad, hay que comentar que ahora hace sesenta años fue Obrera una hermana de su yayo, Pilar Escartí, y ella sacará su mantellina y teja.

Davinia nos transmite que es una persona habitualmente nerviosa y, por lo tanto, en estos momentos está hecha un manojo de nervios. En este sentido, está muy agradecida a todo el apoyo con el que cuenta, sobre todo de la familia. En primer lugar confiesa que sin su madre y su marido no sabe el que haría, puesto que ellos la acompañan a todo. Por otro lado, indicándonos que tiene cuatro hermanos y ella es la única chica, también nos comenta que le brindan su ayuda. Para sus cuñados y cuñadas también tiene palabras de agradecimiento, en especial para Marta. Esta se está encargando de organizar toda la decoración de la calle y coordinar este asunto. Así mismo, explica que quiere vivir la fiesta, aparte de por ella, por sus hijos. Y es que, una de las ilusiones de su hijo pequeño era que Davinia fuese Obrera. A parte, es un auténtico forofo a los cohetes. Su hijo mayor también está muy contento, dado que es muy fiestero.

A pesar de la sorpresa y los nervios, Davinia no está nada arrepentida de haber aceptado la boleta aquel 22 de agosto de 2018. Pues, se siente muy afortunada de vivir este periodo con Pau, Mireia y Mª Carmen. Para cada una tiene buenas palabras. De Pau, menciona que nunca había conocido una chica tan estupenda como ella. De Mireia, aunque tiene un carácter más marcado, también indica que es encantadora y se complementa muy bien con Pau. En cuanto a Mª Carmen, ya es como una hermana y van a una.

Para sus Mayorales, también tiene palabras de aprecio y destaca a Vicente Campos, con quien baila el baile de San Valentín y conoce desde la etapa escolar.

Ahora ya lo tiene todo prácticamente a punto para la cena de gala, a falta de rematar algunas cosas la semana que viene. Habrá que esperar al mismo 16 de febrero, para verla radiante junto a un grupo ilusionado y una familia emocionada.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.