(EFE) La Conselleria de Sanidad ha abierto una investigación tras el fallecimiento de una mujer, de 46 años, la madrugada del pasado sábado al domingo, tras presentar síntomas de una posible toxiinfección después de comer junto a su marido y su hijo en un restaurante de València

Los tres enfermos iniciaron los síntomas el pasado sábado, día 16, por la tarde, con vómitos y diarrea, y el padre y el hijo, de 12 años de edad, tuvieron una evolución buena, con recuperación, mientas que la mujer, con vómitos profusos, falleció la madrugada del domingo, según ha informado la Conselleria de Sanidad.

Los tres casos presentaban el antecedente común de consumo de alimentos en un restaurante de València el sábado día 16 a mediodía, y en la investigación abierta se han detectado otros siete casos, con sintomatología muy leve, principalmente vómitos y con buena evolución, probablemente relacionados con el mismo local, por lo que, al parecer, se trata de un brote de toxiinfección .
Sanidad ha informado de que los inspectores de seguridad alimentaria realizaron ayer una visita al establecimiento donde tuvo lugar la comida para estudiar las condiciones del mismo, el cual se encontraba sin actividad en ese momento, y no se detectaron deficiencias relacionadas con factores que hubiesen podido contribuir a la toxiinfección alimentaria.

Asimismo, han añadido, se procedió a la recogida de muestras de algunas materias primas y alimentos que formaban parte del menú degustación, las cuales se están analizando actualmente.
La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha manifestado este martes, en declaraciones a los periodistas en Les Corts, que “se ha puesto en marcha el protocolo habitual” en estos casos, con una primera inspección al establecimiento y “parece que todo es normal”, y ahora se procederá a las analíticas respecto a los productos alimentarios.

Barceló ha señalado que “a partir de este momento le corresponde a salud pública hacer controles y abrir una investigación” sobre las posibles causas de este brote.

Ha indicado asimismo que en la primera inspección al establecimiento “está correcto” y “otra cosa es si la intoxicación es alimentaria”.

La consellera ha lamentado la muerte de la mujer y ha manifestado que las otras siete personas atendidas, que no tienen ninguna relación con la fallecida, tuvieron una intoxicación muy leve y evolucionan favorablemente.

El restaurante permanecerá cerrado al público hasta que se puedan esclarecer las causas de las afecciones gástricas que han sufrido varios clientes del establecimiento, uno de los cuales, una mujer de 46 años, ha fallecido este fin de semana.  Así lo asegura en un comunicado el titular del restaurante, Bernd H. Knöller, que añade que “desde el primer momento” ha prestado toda su “colaboración con la Conselleria de Sanidad para el esclarecimiento de los hechos”. En el escrito, en el que indica que hoy ha tenido conocimiento de los hechos a través de las autoridades sanitarias de la Generalitat, afirma que espera que “lo antes posible se puedan establecer las causas de lo sucedido”. Asegura que ha tomado la “decisión de que el restaurante permanezca cerrado hasta que las causas de lo sucedido queden establecidas y pueda reanudarse la actividad con plenas garantías tanto para el personal como para todos los clientes”.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia