(EFE) La Policía de la Generalitat ha intervenido más de 900 toneladas de productos hortofrutícolas y detenido a 70 personas desde el pasado mes de septiembre, momento en el que se inició la campaña inspectora de comprobación de trazabilidad para la prevención de robos en el campo.

De las más de 900 toneladas de productos intervenidos, 845, 6 toneladas fueron de algarrobas; 86, 6 toneladas de naranjas; 2,5 toneladas de pimientos; 1 tonelada de cebollas y 0,5 toneladas de alcachofas.

Se han detectado 11 almacenes ilegales y otros 15 con irregularidades, una empresa de contratación agrícola con graves irregularidades, 12 fruterías ilegales y otras 3 con irregularidades.

Hay que destacar que, solo este mes, se han localizado e inspeccionado, un total de 8 almacenes ilegales o con graves irregularidades en Paiporta, Corbera, Quart, Xàtiva, Albalat de la Ribera y Loriguilla, en la provincia de Valencia; y Dolores y Orihuela, en Alicante. Se intervinieron en estos almacenes un total de 89 toneladas de productos y se detuvo a 47 personas.

Esta tarea inspectora se viene realizando por parte de la policía autonómica, en colaboración con policías locales, Equipos Roca de la Guardia Civil, Policía Nacional e inspectores de la Seguridad Social. El objetivo es prevenir robos en el campo, desde su origen al punto final de venta. Además, también se ha incrementado el control de las personas que trabajan en el campo para garantizar sus derechos y evitar contrataciones ilegales.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia