El olor de pólvora y el ambiente fallero ya empieza a palparse en Bétera. La exposición del Ninot, que abrirá sus puertas este sábado marcará el inicio de los actos falleros de la Junta Local Fallera de la localidad. Las Falleras Mayores 2019 del municipio ya hace meses están sin cesar, asistiendo a actas. No obstante, el ritmo intenso de su ejercicio llegará ahora. Betera.com ha querido hablar con Omayra Calvo Zaballos y Carla Gelde Granell, Fallera Mayor y Fallera Mayor Infantil de Bétera, las vísperas de estas fechas, para conocerlas mejor y saber como llevan los preparativos en estos momentos. Muy entusiasmadas y agradecidas para hablar con ellas, nos atienen muy amablemente.

Carla Gelde Granell

Carla Gelde y Granell tiene 11 años y es fallera desde que nació. Con la naturalidad que la caracteriza nos cuenta que, aunque hubo algún año que no fue Fallera porque la familia iba más

agobiada con la comunión de su hermana Mª José (Fallera Mayor Infantil 2015), las Fallas las lleva toda la vida en la sangre. De este modo, cuando le tocó vivir de tan cerca el reinado de su tía *Majo (Mª José Granell Baena) como primera Fallera Mayor de Bétera en 2014 y después el de su hermana, explica que le entraron ganas de ser algún día también Fallera Mayor y representar a todo el pueblo. Contando con la experiencia de su tía y su hermana, estas lo aconsejan y propician que ella esté más tranquila en esta etapa.

Teniendo en cuenta que no solo son esos cuatro días de Fallas, sino todo un año y no se limita solo a asistir a los actos de Bétera, Carla detalla que supone mucha responsabilidad el hecho de representar a los falleritos y falleritas de todo un pueblo y que se tiene que cumplir con todo como es debido. En este sentido, le da las gracias a toda su familia, puesto que sin ellos sería todo más difícil. Por todo aquello que hacen por ella, nos confiesa que los quiere muchísimo.

Ahora mismo, nos indica que se siente importando dentro del Mundo fallero de Bétera en estos momentos y, sobre todo, ahora que ya están las Fallas casi aquí declara estar un poco nerviosa y con muchas ganas que empiezan ya las Fallas y poder *disfrutar-las al máximo, acompañada de su corte y el resto de niñas y niños. En este sentido, espera con ganas la exposición del Ninot, porque piensa que este día, al ver los muñecos expuestos, se dará cuenta que las Fallas ya están ahí. En definitiva, se muestra con muchas ganas. Y es que si fuera por ella, las Fallas tendrían que durar siempre.

Por otro lado, para Carla son muy importantes las niñas de la corte infantil. Piensa que son muy divertidas y se lo pasa muy bien con ellas. A banda que lo ayudan con todo y lo acompañan, junto a la Corte Mayor y Omayra, hacen que los momentos sean más divertidos. Además, como curiosidad, Carla nos hace saber que después comentan los actos i los recuerdan juntas.

Con ellas está convencida que estas Fallas serán especiales, ya que son sus amigas. Para Carla, Omayra ya es de la familia, una tía más. Además, la corte Mayor, comenta que son un gran apoyo porque están muy atentas con ellos y las aconsejan en todo sobre todo su tía Majo, quien cuenta con la experiencia de 2014. Con todo esto, está segura que las Fallas serán insuperables y que, una vez finalizan, todas ellas (mayores e infantiles) continuarán teniendo muy buena relación y serán inseparables.

A Xema, Presidente de la Junta Local Fallera, también lo aprecia mucho. Confiesa que este es muy gracioso y un poco ‘punxeta’, pero que es muy buen Presidente y hace un gran papel. Carla explica que en todo momento está junto a ellas.

Carla también se ha sentido muy a gusto con las diferentes comisiones, durante este año. Detalla que a todos los actos y cenas que han asistido, se las han tratado muy bien y ha tenido la oportunidad de jugar y divertirse con los niños y niñas de cada comisión. Cuando a su comisión, la Falla Grande Vía de el *Sur, quiere darle las gracias por todo el que ha hecho por ella.

Finalmente, anima que todas y todos disfruten al máximo de estas Fallas 2019, puesto que pasan volando. Así, los invita que las vivan igual de bien que piensa que las va a vivir ella.

Omayra Calvo Zaballos

Omayra Calvo Zaballos, es fallera desde que nació, pero a la Falla Grande Vía de el Sur es desde el año 2000, o sea 19 años. El año 2016 cumplió el sueño de ser fallera mayor de su comisión. Ella

siempre había soñado en poder representar a su falla como la máxima representante. Y es que, según nos cuenta la misma Omayra, se quedó con las ganas de ser fallera mayor infantil y cuando tuvo la oportunidad, no dudó al presentarse para ser fallera mayor.

Para Omayra, ser Fallera Mayor de la Falla Grande Vía de el *Sur fue una experiencia inolvidable. En este sentido, confiesa que cuando salió la figura de Fallera Mayor de Bétera sabía que en algún momento le gustaría ostentar el cargo, pero primero quería ser de su comisión. Una vez cumplió su propósito, dice que fue tan feliz siente Fallera Mayor que no dudó al presentarse para ser fallera mayor del pueblo.

A *Omayra no hay nada que le gusto más que las fallas y su pueblo, declara. Por este motivo, sabía que las dos cosas juntas serían especiales. Y en efecto, manifiesta que si disfrutó el 2016, este año está siendo de lo más especial para ella. También explica que, es de viste que vivió el reinado de su amiga Majo (Maria José Granell *Baena) desde muy cerca. Con ella vivió muchos actos, muchos preparativos y muchos nervios y emociones, y tenía claro que algún año, querría vivirlo en primera llanura. Al año siguiente lo vivió también con su sobrina Majo (María José Gelde y Granell, hermana de Carla) y Lorena, y las ganas continuaban con ella.

Ahora, tanto Lorena como María José, lo han informado y aconsejado sobre actas y lo han ayudado mucho, según nos comenta Omayra.

En cuanto al trabajo que supone este cargo, Omayra nos detalla que Carla y ella se propusieron contabilizar todos los actos que *tindríen este año, y por ahora llevan casi 40 actas. Así que han sido ocupadas casi todos los fines de semana desde su exaltación, han ido a exaltaciones otras juntas locales, jornadas de convivencia, conciertos al pueblo, presentaciones de las comisiones… bien es verdad que no han parado! De todas maneras, ellas confiesan estar muy contentas de poder ir allá donde vayan, en sus bandas de Falleras Mayores. Así que, ser Fallera Mayor del pueblo es una gran responsabilidad porque compuerta muchos actos, muchos días… pero ella menciona que, cuando tu pasión son las fallas, no hay mejor plano que posarse el traje de fallera y tu banda de Fallera Mayor. Después de ser Fallera Mayor de su comisión soñaba en poder representar el más alto cargo del pueblo, y ahora, lo está viviendo con la máxima intensidad. Por lo tanto, quiere disfrutar al máximo cada momento y exprimir este año. Y es que *Omayra es feliz cada vez que se hace el *monyo de fallera y se posa sus trajes.

A causa de este ritmo tan intenso, Omayra explica que para una fallera mayor la familia y los amigos son muy importantes, son ellos los que lo ayudan a vestirse, desvestirse, preparar las cosas porque todo esté a punto, preparar discursos, ir de allá hacia aquí… En definitiva, manifiesta que los lleva locos y en especial a su madre y a su pareja. Al mismo tiempo, nos cuenta que tiene la suerte de contar también con grandes amigas y amigos que no dudan al ayudarla en todo el que necesito y que sin todos ellos no sería posible. Así, agradece a todos ellos, a sus amigos y amigas, a su familia, a su madre y a su novio todo el que hacen por ella. Para esta joven son su apoyo y su vida.

Esta Fallera Mayor tenía muchísimas ganas que reuniera marzo y empezar en los actos conjuntos de todas las comisiones y poder disfrutar junto a los otros representantes. Con la exposición del muñeco inauguran los actos previos en fallas y podrán descubrir así, algunos secretos de los monumentos, como son sus muñecos indultados. Omayra declara que mentiría si nos dijera que no se posa nerviosa, pero así se vive con más intensidad. Uno de los actos que espera con más ganas es la Crida. Para ella es un acto muy emocionante y está convencida que será increíble.

Cuándo le preguntamos sobre sus cortes de honor, Omayra nos cuenta que Carla y ella son pioneras al tener corte de honor, y esto es especial y a la vegada innovador. Por lo tanto, está muy contenta de poder tener a Ámbar y a Majo como corte. Ellas le apoyan, compañía, lo aconsejan, comparten nervios, emociones… En definitiva, para ella es gratificante poder compartirlo con ellas.

A Ámbar no la conocía antes de ser corte, pero gracias a esto, explica que ha tenido la oportunidad de poder conocerla y poder crear así una buena amistad. Al contrario, *Majo es amiga suya desde pequeña, y no dudó al aceptar el cargo de acompañarla durante este año. En este sentido, indica que si su vínculo ya era grande, es inexplicable como es ahora. *Omayra se siente muy afortunada de tenerla como amiga y más que amiga, siente que es su familia.

En referencia a las niñas de la corte, manifiesta que son las que aportan vitalidad, frescura y fan que esta etapa sea mucho más divertida.
Si para ella ser fallera mayor de Bétera ha sido un sueño, poder vivirlo con Carla, explica que lo es más todavía, dado que es amiga de sus tías Eva y *Majo desde muy pequeñas y su familia es cómo si fuera la de ella. Y es que Omayra ha visto nacer y crecer a Carla, lo ha llevado a la falla y ha ayudado a hacerla tan fallera, que se siente muy orgullosa. Para ella, Carla es como una sobrina, además de ser un amor de niña, simpática, cariñosa, divertida… Para Omayra lo tiene a pesar de compartir este año de su mano reitera que, sin duda, es el mejor de este reinado.

Para Xema también tiene palabras. A él ya lo conocía su comisión, pero ahora ha podido conocerlo mejor. Explica que es una persona muy responsable en su papel de presidente y las ayuda mucho, aconseja, acompaña a todos los lugares y se preocupa mucho por ella. Pero a banda, *Xema también tiene tiempo para hacerlos un poco la puñeta de vez en cuando y, como curiosidad graciosa Omayra nos cuenta que Xema los lleva golosinas a las presentaciones. Al margen de los momentos anecdóticos, Omayra expresa que la figura del presidente de junta local es una figura muy importante, tiene que mediar en todas las comisiones, planificar actos conjuntos y organizar la junta local. Ponerse de acuerdo entre miembros de diferentes comisiones y que todo esté de acuerdo para todos es trabajo difícil, y él lo lleva de la mejor manera posible. Para ella, hace un muy buen trabajo.

Omayra tampoco se deja de lado a las comisiones de Bétera, puesto que este año está teniendo la oportunidad de tener más contacto con estas. Dice que se ha sentido muy amparada en cada una de las presentaciones y cenas a los cuales han asistido. Algunos los conocía más, y algunos menos, pero está siendo un gran placer poder compartirlo con ellos. Ahora, *Omayra ha podido crear nuevos vínculos y nuevas amistades. Junto a las otras falleras mayores de las comisiones, explica que han creado una buena amistad y asegura que esta perdurará en el tiempo.

Respecto a su comisión, comenta que es su familia fallera y siente por parte de ellos, un gran apoyo. Aunque este año no estará tanto en mi casal ni en ellos, está segura que lo acompañarán en todo el que sea posible porque son una gran falla.

Para cerrar nuestra conversación, Omayra le dedica unas palabras en el Mundo fallero y en todo el pueblo de Bétera muy emotivas que plasmamos tal cual: “Las fiestas *josefines están a punto de empezar! Llevemos un año soñando en estos días, trabajando intensamente porque nuestra fiesta sea especial, y es la hora de salir a la calle, plantar nuestros monumentos y vivir la mejor fiesta del mundo! Ya podemos oler la pólvora, sentir a nuestros músicos, lucir nuestra indumentaria, admirar nuestros monumentos… Participáis en los actos programados por las comisiones y disfrutáis de todos los detalles!
Las Fallas son mágicas y tenemos que dar una buena representación de la fiesta fallera. Seamos respetuosos, amigos, que el que destaco de estos días sea la hermandad y la alegría, y así, guardar las Fallas del 2019 a coro!”

Imprimir article
Comenta aquesta notícia