El Presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha anunciado el adelanto de las elecciones autonómicas para “situar en la Comunidad Valenciana en el centro de la política española y abrir una nueva etapa como autonomía de primera”

El jefe del Consejo, que ha realizado una declaración institucional este lunes ante los medios de comunicación en el Palau de la Generalitat, ha anunciado la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones autonómicas para el día 28 de abril.

Con esta decisión, que ya ha comunicado al presidente de las Cortes, Enric Morera y al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, el jefe del Consejo se convierte en el primer presidente a ejercer esta competencia reservada en las comunidades históricas, y que permite el Estatuto de Autonomía.

En este sentido, Puig ha dado a conocer su decisión de utilizar la “herramienta” que concede el Estatuto para reclamar “los derechos que por justicia nos pertenezcan y el lugar en España que como pueblo nos corresponde”.

Por este motivo, ha explicado que avanzar las elecciones autonómicas “rompe con la inercia de una posición que no nos ha ayudado” y permitirá a los valencianos y valencianas votar “como actores de primera fila de la política española” y “en igualdad de condiciones con las comunidades autónomas que ya ejercen ese derecho”.

Así, el jefe del Ejecutivo valenciano ha expresado que, con la reciente reforma estatutaria que blinda las inversiones para la Comunidad Valenciana y la creación de un calendario electoral propio, se “abre una nueva etapa del autogobierno” y se cierra el círculo “hacia el reconocimiento como autonomía histórica”.

El jefe del Consejo ha destacado la importancia de singularizar la Comunidad Valenciana y se ha mostrado convencido que la decisión de avanzar los comicios favorece que las aspiraciones de los valencianos y valencianas “cuentan con un espacio político propio ante nosotros mismos y ante el resto de España”.

“El adelanto de las elecciones autonómicas -ha proseguido Puig- nos permite proyectar los valores propios del diálogo, la honestidad y la eficacia hacia el resto de España”.

Una manera de hacer política, la vía valenciana, que, segundos ha manifestado el presidente, “ha servido al Consejo para revertir en esta legislatura una grave crisis institucional, social y económica” y situar a la autonomía en un “momento valenciano estable y prometedor”.

Puig ha calificado el acuerdo del Botánico como “una historia de éxito” que, “desde una visión que ha superado el partidismo”, ha generado en la Comunidad Valenciana “un escenario de honradez, estabilidad y diálogo”.

El presidente ha querido trasladar su agradecimiento tanto a la vicepresidenta del Consejo, Mónica Oltra, como el resto de consejeros y consejeras, quienes, ha asegurado “han demostrado que existe una manera de hacer política valiente, honesta y eficaz”.

Imprimir article

Comente esta notícia en el nostre fòrum polsant ací.