(EFE) La Guardia Civil halló enterrados los cadáveres de los dos niños desaparecidos en Godella este jueves, un niño de tres años y medio y una niña de apenas cinco meses.

La búsqueda de los menores se ha había activado después de que varias llamadas alertaran de gritos y una pelea entre los

progenitores, que permanecieron bajo la custodia de la Guardia Civil y fueron interrogados durante toda la jornada.

Tras conocer estos hechos, la Guardia Civil y la Policía Local desplazaron al lugar varias patrullas, que en un primer momento comprobaron que el padre de los menores se encontraba en la casa, y no así la madre, que según algunos testigos había salido corriendo y desnuda.

Al ser preguntado por los menores, el padre ofreció respuestas “incoherentes”, relató el delegado del Gobierno, por lo que la Guardia Civil activó el operativo de búsqueda y aumentado los efectivos, señaló Juan Carlos Fulgencio.

Sobre las 11.00 horas, la madre fue encontrada desnuda en el interior de un bidón, en una zona próxima a la vivienda, con arañazos “propios de haber corrido”.

En el dispositivo de búsqueda participaron bomberos, equipos de rescate en montaña y perros adiestrados en la búsqueda de personas vivas y fallecidas.

La actitud de los padres en el transcurso de los interrogatorios fue  “poco colaboradora”, según las mismas fuentes.
Tras horas de búsqueda por los alrededores de la vivienda que ocupaba la familia, los agentes encontraron los cuerpos sin vida enterrados en las inmediaciones.

Los dos menores estaban enterrados en fosas diferentes, una dentro de la parcela en la que se encontraba su vivienda, y otro en el exterior de la misma. Fue la madre de ambos niños la que ayer por la tarde, y tras horas de interrogatorio, dirigió a los investigadores a la zona en la que estaban sepultados los cuerpos. No obstante, no ha confesado la autoría del crimen.

Hacia la zona se desplazó el juez que dirige la investigación, para proceder al levantamiento de los cadáveres y supervisar la recogida de evidencias de este crimen.

Según el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, la mujer se encontraba detenida por estos hechos, mientras que su compañero y padre de los niños seguía bajo interrogatorio policial.

Preguntado por los Medios de Comunicación por si estos hechos pueden recibir la calificación de “violencia de género”, Fulgencio indicó que “difícilmente” tendrían este encaje, aunque “lo tendrá que determinar la investigación”.

Por el momento no se ha informado sobre las causas de la muerte, si bien el delegado del Gobierno apuntó que el equipo forense que ha participado en el levantamiento del cadáver trabaja con una determinada hipótesis -que no quiso precisar-, a la espera de que se practiquen las pertinentes autopsias.

Los niños fueron vistos anteayer por una amiga de la familia, por lo que la muerte y enterramiento de los menores se ha produjo en las últimas 24 horas posteriores.

Los cuerpos fueron enterrados en dos fosas, una a unos 75 metros de la vivienda que ocupaba la familia de forma ilegal, y el otro a unos 150 metros, en el suelo, no en ninguna acequia ni pozo.

Por su parte, los Ayuntamientos de Rocafort y Godella han decretado tres días de luto oficial. Las banderas de Rocafort, donde estaba escolarizado el hermano mayor, ondean a media hasta desde hoy en señal de luto por este suceso, segundos informa el Ayuntamiento del municipio en un comunicado.

Así mismo, este mediodía habrá una concentración a la puerta del Consistorio, donde se guardará un minuto de silencio en recuerdo de los dos menores y se leerá también un manifiesto.

En el caso de Godella, municipio de residencia de la familia, el Ayuntamiento ha decretado tres días de luto y a mediodía se guardarán dos minutos de silencio a la puerta del consistorio en memoria de los menores.

El Ayuntamiento, segundos publica en su página web, lamenta el triste suceso y agradece el trabajo “de las 110 personas” que han participado en la operación, entre guardias civiles, policías locales, bomberos y miembros de Protección Civil, así como “el trabajo, la paciencia y la profesionalidad” de los medios de comunicación y ruega respeto por la familia de los menores.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia