Bétera celebró este lunes, 18 de marzo, por la tarde uno de los actos más importantes y solemnes de toda la semana fallera: la Ofrenda a la Virgen de los Desamparados. Las cinco comisiones desfilaban y dejaban sus flores con todo el afecto y devoción, a las puertas de la iglesia de los Desamparados, tal como marca la tradición.

Los componentes de las cinco fallas del municipio iban desfilando acompañados por la música de la charanga de cada agrupación y siendo presentadas una por una. El punto de partida era la Glorieta del municipio, donde todas las comisiones se concentraban para partir juntas hacia la citada iglesia. En primer lugar, entraba a la avenida de la Constitución la comisión infantil de la Falla Grande Vía del Este, seguida de su comisión grande. Cada grupo lo cerraba los máximos representantes de su comitiva. La Falla La Barraca era la segunda al desfilar. Después le ha seguido la Falla la Alameda y la Falla Carraixet, siendo la última al entrar a la avenida la Falla Grande Vía del Sur.

Como cada año, los más pequeños eran los que más sonrisas despertaban entre los vecinos que se acercaban hacia lugar. Además, las Falleras Mayores de cada Falla recibían los mayores aplausos.

Las Falleras Mayores de Bétera, Omayra Calvo y Carla Gelde, cerraban el desfile, acompañadas por sus cortes de honor, por el presidente de la Junta Local Fallera, José María Asensi y otros representantes de esta entidad fallera. Al llegar a las puertas de la iglesia, todas las máximas representantes entraban dentro del templo sagrado. Al salir, como cada año, el himno regional cerraba el acto más importante de las Fallas con un posterior pequeño castillo de fuegos artificiales.

Las imágenes serán ampliadas en una próxima fotogalería con los momentos más destacados de la jornada.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia