Con el fuego de la Noche de la Crenà acaban las Fallas de 2019 en Bétera y como suelen decir los falleros, empiezan las de 2020. El fuego quemó ayer noche los 10 monumentos de Bétera de manera escalonada ante la presencia de las Falleras Mayores de cada una de las comisiones y las Falleras Mayores de Bétera.

Todas ellas vieron junto a sus presidentes y entre lágrimas como acababan unas fiestas memorables en que ha tenido que todo en Bétera: fiesta, música, tradición, devoción, pólvora y arte.

Acaban así las terceras Fallas con el título de Patrimonio de la Humanidad con orgullo y proclamando a los cuatro vientos sus virtudes artísticas y festivas que, como siempre, atraen miles de visitantes a la ciudad de Valencia.

A pesar de que la lluvia hacía finalmente acto de presencia en Bétera, alrededor de la 01.00 horas, esto no impidió que ninguno de los monumentos escapara de las cenizas, excepto los muñecos indultados.

De hecho, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), casi toda la lluvia registrada en los últimos tres meses a la ciudad de Valencia cayó durante la Noche de la Quemó, en la cual se acumularon entre 3,8 y 7,1 litros por metro cuadrado, según la zona.

Imprimir article
Comenta aquesta notícia