Joan Casanoves, conocido como ‘El xiquet de Bétera‘ recorrió  con su inolvidable voz buena parte de las comarcas valencianas, convirtiéndose en uno de los cantores más representativos del canto valenciano del siglo XX. La localidad que lo vio nacer cuenta con una calle con su nombre artístico. Es allí donde cada año, de manera tradicional, las comisiones falleras del municipio y las Falleras Mayores de Bétera le hacen una ofrenda de coronas de laurel.

De este modo, este martes 19 de marzo, las cinco comisiones y la Junta Local Fallera se acercaban hasta el lugar citado para hacerle esta emotiva entrega. Como ya es costumbre, el punto de concentración y partida de todas las Fallas era la Glorieta de la localidad. Desde allí, salían todas y todos hacia la calle Xiquet de Bétera. Las autoridades municipales y un buen número de vecinas y vecinos, que no querían perderse esta cita anual, estaban esperando a los representantes falleros en el tramo donde se encuentra la estatua de el cantor.

Una vez todas las comisiones allí, cada máximo representante le hacía entrega de la corona de su comisión. El mismo hacían las Falleras Mayores, Omayra y Carla, acompañadas por el Presidente de la Junta Local Fallera de Bétera, Xema Asensi, y sus cortes de honor.

Después de la entrega, era el turno para cantar unas ‘albaes’ dedicadas al ‘Xiquet de Bétera‘. Al finalizar este acto, todas las comisiones se volvían a dirigir hacia la glorieta para despedirse con mucho aprecio de las falleras Mayores 2019 y de todas las falleras y falleros de las distintas comisiones en general. Muy emocionadas, Carla y Omayra tomaban la mecha de unos fuegos artificiales para hacer más emotivo, si hace falta, este despido. Después, cada comisión se dirigía hacia su casal.

A continuación, adjuntamos una fotogalería de este acto:

Imprimir article
Comenta aquesta notícia